"Politiquería": Sheinbaum se niega a pasar a semáforo naranja

A pesar del aumento de casos por la variante delta, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum se niega a pasar a semáforo naranja, y comentó que la información de los medios es cuestión de "politiquería".

Claudia-sheinbaum-salgado

Esta tarde durante conferencia de prensa, la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum se negó a cerrar actividades, después de que un grupo de legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) hiciera un llamado para cambiar a semáforo naranja.

La funcionaria calificó a esto como un acto de "politiquería", ya que considera que no es prudente un cierre de actividades en la ciudad, ya que afectaría fuertemente a la economía de millones de familias.

"En el caso de la pandemia, lo que nos ha guiado siempre es la ciencia sobre un discurso de politiquería, que ni política es. Y segundo, cómo voy a estar llamando al cierre de actividades económicas, después de lo que ha sufrido la población, pero además cuando tenemos uno de los programas de vacunación reconocidos mundialmente o qué proponen", comentó en conferencia de prensa.

Además, Sheinbaum pidió a los diputados que su propuesta para volver a semáforo naranja solo se trata de una crítica al Gobierno en turno.

Por otro lado, la mandataria comentó que el incremento de hospitalizaciones se encuentra en constante revisión, y se ha hecho una predicción ante la variante ómicron.

“Esa es por lo menos una de las predicciones o escenarios que se están estableciendo, de todas maneras como esta variante (ómicron) acaba de surgir hay que estar revisando todos los días, pero es lo que estamos viendo es lo que ocurre en otros lugares del mundo”, explicó al ser cuestionada si el nivel de hospitalización va a descender por el avance de la inmunización.

También descartó que se llegue a una saturación hospitalaria como hace un año, cuando la pandemia se encontraba en su punto más alto, (hasta ahora). Aunque si bien es cierto que la vacunación ha cambiado el panorama y gravedad de la enfermedad.

Por el momento hay 968 internados, esto de acuerdo con cifras de la Secretaría de Salud (Sedesa), y de estas la mayoría no se encuentran vacunadas.

Aún así, el miércoles pasado, se reportó una cifra récord de contagios en México con 44,187 nuevos casos confirmados. Y la cifra de infectados  ascendió a 4 millones 214,253 casos desde que inició la pandemia en México.

En casi dos años de pandemia, México ha sido fuertemente criticado por sus escasas medidas de seguridad. Es el caso del diario estadounidense The Washington Post (TWP), el cual criticó que no se hayan cerrado fronteras, ni se tomen medidas sanitarias a los viajeros que arriban al país.

México nunca ha cerrado sus fronteras como otros países; y en cuanto a la publicación del Washington Post, menciona que a los visitantes extranjeros no  se les obliga a mostrar su comprobante de vacunación o prueba de Covid-19 negativa, y mucho menos a pasar por cuarentenas; medidas que otros aeropuertos sí han tomado.

DE acuerdo con expertos, México busca no afectar la economía del país, ni mucho menos su comercio o turismo, pro ello se han relajado las medidas sanitarias, y es por eso que no se han cerrado las fronteras en ningún punto de la pandemia.

Y es por esta misma razón que la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum no desea detener la economía ni volver a semáforo naranja, aunque el país se encuentre n su pico máximo de contagios.

 

Tal vez te pueda interesar:

“Acabo de dar positivo a COVID y me siento bien”: Salinas Pliego

Cuarta ola aumentará su intensidad en México por ómicron: OPS

Ómicron en México, sistema de salud comienza a saturarse

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn