Este 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud mental y desde el año 2013 es que se utiliza esta fecha para abordar los temas que atañen al bienestar de las personas u su equilibrio emocional.

El tema cobra relevancia toda vez que la incidencia de problemas mentales va también de la mano de la vida contemporánea y sus dificultades.

La celebración nació a solicitud de la Organización Mundial de la Salud y surge de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que ha sido impulsada por la Organización de las Nacionaes Unidas y que indica que “las personas tienen derecho a la libertad con dignidad y con derechos en condiciones de igualdad”.

La importancia de procurar la salud mental de las personas es de gran relevancia si se toma en cuenta que partir de ella es posible preservar la vida de las personas en condiciones de dignidad.

También asegura la preservación de la vida misma. En este año, el tema central de esta importante conmemoración aborda el alto riesgo que muchas personas tienen de cometer suicidio.

Según la OMS al año unas 800 mil personas en el mundo deciden quitarse la vida. La buena noticia es que este tipo de problemática puede ser detectable si se llevan a cabo los procedimientos correctos, la cuestión es saber identificar quiénes corren este riesgo y no soslayar cualquier grito o expresión deayuda que pueda manifestar.

Si se toma en serio cualquier amenaza de suicidio, es mucho más probable que se pueda evitar este tipo de desgracias.