La propagación del coronavirus en Europa se originó probablemente por el partido de Champions League entre Valencia y Atalanta el pasado 19 de febrero, de acuerdo con varios medios de comunicación en Italia.

Pues medios italianos como La Repubblica o Corriere dello Sport, argumentan que el COVID-19 se propagó por el viejo continente, ya que, al tratarse de una congregación de muchas personas en un espacio tan reducido, fue lo que propagó al virus de manera mucho más rápida.

De acuerdo con Fabiano di Marco, jefe de neumología del hospital de Bérgamo, una de las localidades que registran mayor afectación en Italia, comentó que este partido en específico de la Champions League, fue una bomba biológica donde pudo infectarse mucha gente.

Todo se argumenta debido a que, desde Bérgamo, se trasladaron cerca de 40,000 seguidores del equipo italiano Atalanta, hasta San Siro, en España para encontrarse con el Valencia, coincidiendo con los 2,500 aficionados del equipo español, los cuales pudieron acceder a Milán sin restricción   alguna, de acuerdo con información del medio especializado Marca.

Las investigaciones ya se están llevando a cabo, por lo que, de acuerdo con la Universidad de la Sapienza y la Unidad de Crisis de Protección Civil en Italia, argumentan que este encuentro fue el foco de infección de toda Europa, “aunque todavía no es una certeza científica” argumentan.

Las cifras del coronavirus apoyan la teoría

Aunque puede que se trate de una acusación severa hacia las instituciones deportivas y al deporte en general, hay evidencias que apoyan a esta hipótesis, tan solo hay que voltear a ver que el 35% de la plantilla del Valencia está contagiada con coronavirus, de acuerdo con información de El Diario.

AHORA LEE

*¿Por qué es tan importante no cancelar los Juegos Olímpicos ante el coronavirus?

*Copa América y Eurocopa se posponen hasta el 2021 por el coronavirus

*Liga MX suspende todos sus partidos por prevención al coronavirus

“Ha pasado un mes desde ese partido. Los tiempos son relevantes. La congregación de miles de personas, a dos centímetros una de la otra, aún más asociada a las entendibles manifestaciones de euforia, gritos, abrazos, puede haber favorecido la replicación viral” declaró Francesco LeFoche, profesor de Reumatología de Ciencias Biométricas.

Son datos que tampoco son coincidencias, pues Italia es el segundo país más afectado con el número de casos positivos de coronavirus en el mundo, contabilizando un total de 59,138, mientras que España ocupa el cuarto lugar, con 33,089 infectados, de acuerdo con información oficial.

Además, Italia encabeza la lista de muertes por COVID-19 en todo el mundo, teniendo una cifra lamentable de 5,476 fallecidos. España es el tercer país del mundo con la mayor cantidad de muertos, con 2,206.

Entonces con las cifras, tampoco suena descabellado que un encuentro entre españoles e italianos con miles de asistentes en un lugar tan concurrido, haya sido el principal foco de infección en el viejo continente.

Regístrate a nuestro newsletter