Experiencias: La nueva forma en la que puedes consentir a tu peor es nada este San Valentín

A los consumidores millennial les encantan las experiencias, pero incluso la Generación X y los Baby Boomers las aprecian cada vez más en todo el mundo

0
270
música
Abstract musical background. Playing guitar and music concert concept. Live music and rock band on stage
  • De acuerdo con Statista, seis de cada 10 personas pasan San Valentín teniendo experiencias con su pareja

  • El regalo más común durante el catorce de febrero son chocolates, seguidos de flores y visitas a restaurantes

  • Para 2020, solo en Estados Unidos, se espera que la fecha genere una derrama económica de 27 mil 400 millones de dólares

Una vez más está a la vuelta de la esquina el Día de San Valentín. Es un evento odiado por los solteros, una excusa perfecta para ir a eventos interesantes con la pareja y, para más de una empresa, hacer promoción de su servicio con varias ofertas. Pero también es de las fechas que más promueve el consumo en todo el mundo, ya que la gente busca desesperadamente el mejor regalo para Bae. Pero este 2020, tal vez tu mejor apuesta sería obsequiar experiencias.

Ya desde 1998, el Harvard Business Review (HBR) proponía que los consumidores se iban a sentir más atraídos a experiencias que a los productos. Y tiene sentido por qué. De acuerdo con Localist, es mucho más memorable y satisfactorio crear lazos y recuerdos a través de eventos que mediante objetos. Un fenómeno que, según Academy Xi se ve aumentado por las redes sociales. Así, PayPal recomienda que este 14 de febrero mejor pienses en regalar esto:

Experiencias de aventura en pareja

A muchas personas les encantan los deportes extremos. Por ejemplo, rappel, salto en bungie o incluso el paracaidismo podrían convertirse en una excelente forma de pasar un gran tiempo en pareja. No solo es algo fuera de lo común que ayudará a forjar un recuerdo que va a quedar por muchos años en la memoria de ambos. También ayudará a crear grandes fotografías para presumir en las redes sociales. Porque, si no está en Facebook, obviamente jamás ocurrió.

También está la opción de ir a practicar experiencias como camping, senderismo o ir a pasear en una montaña con bicicleta. Tal vez no sean actividades tan extremas como las que se acaban de proponer. Sin embargo, sí ayudarán a las personas a pasar un momento romántico con su peor es nada lejos del bullicio de la ciudad. Más importante aún, será perfecto para subir fotografías a las redes sociales. Todas las imágenes de la naturaleza son muy populares.


Notas relacionadas


Cenas románticas, un clásico

Una gran idea para San Valentín es hacer lo que la gran mayoría de las películas piensan que las parejas deberían hacer: ir a un restaurante bonito y compartir comida elegante. Claro que lo recomendable es hacer una reservación lo antes posible (si se puede, desde hoy mismo) para asegurar un lugar en el local. También es una buena idea arreglarse para que ambos se sientan más a gusto y se le de un toque especial a la noche. Todo para tener experiencias mágicas.

Si se quiere cambiar un poco el cliché de una cena en un restaurante caro y formal, también está la opción de buscar restaurantes fuera de la norma. Hay locales que ofrecen experiencias muy llamativas, si se logra reservar a tiempo. Por ejemplo, cenas en rascacielos o en un lugar donde se le venda los ojos a la gente para tener un recuerdo más llamativo. Incluso ir a un local de comida rápida en traje y vestido puede convertirse en una anécdota para el futuro.

Experiencias culturales en compañía

Otra gran opción es buscar eventos y exposiciones por la ciudad. Por ejemplo, instalaciones de arte, proyecciones de cine clásico o conciertos de música jazz. Esto es especialmente atractivo para los habitantes de la Ciudad de México, con tantas opciones al alcance de la mano. Hay una infinidad de museos y auditorios que van a seguir con su ciclo de eventos este viernes, así que comprar boletos de última hora podría ser un gran plan para San Valentín.

También se pueden visitar locales culturales menos reconocidos en la ciudad. Por ejemplo, muchos restaurantes y cafeterías de la capital son temáticas y pueden darle a los dos las experiencias de su vida. También puede ser una gran idea ir a pasear a alguno de los grandes centros de recreación y convivencia comunal de la ciudad. Por ejemplo, el centro de Coyoacán y de Tlalpan. Ahí siempre está garantizado que se va a pasar una excelente velada.