¿Estará o no la escultura de la mujer indígena en Reforma? Te contamos

Después de tanta polémica por retirar la estatua de Colón y colocar a “Tlali” la cabeza de una mujer indígena, el revuelo no paró hasta que consiguieron su cometido.

Después de la polémica por la noticia del retiro del monumento de Colón en Reforma, se creó una discusión al rededor, en la que algunos aplaudían el acto de colocar el rostro de una mujer indígena “Tlali”, en su lugar y oros más les parecía absurdo y repudiaron el hecho; cómo sea, el diálogo comenzó y parece que funcionó de algo, ya que la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum ha declarado que no se colocará esa figura.

Imagen: Gobierno CDMX

La escultura de la mujer de origen Olmeca, “Tlali” no será colocada en lugar de la de Colón. Si no que ahora tendrán que elegir otra imagen representativa, y los encargados de ello será el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México. Por su parte la escultura de Colón será reubicada en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Durante el proceso de la nueva escultura que sustituirá a Colón, no quedará descartada la primer propuesta del arquitecto y escultor Pedro Reyes, la cual llevaba por nombre “Tlali”, misma que causó controversia y gracias a la presión social, Sheibaum decidió abortar la misión y dejó la decisión en manos del comité.

“Hemos tomado la decisión de que mejor (el tema de la escultura que sustituirá a Colón) lo ponemos en manos del Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México, que es finalmente quien lo tiene que decidir y que está constituido por instituciones de la ciudad, del gobierno de México, como el Instituto Nacional de Antropología e Historia y también historiadores y ciudadanos”, explicó la mandataria capitalina.

 

El anunció lo realizó desde el Museo de la Ciudad de México, después de que se juntaran firmas para retirar la estatua de Colón por la idea de “conquista” que representa. Además el INAH será la institución encargada de decidir el sitio donde se colocará la estatua de Colón.

“Para que no haya ningún problema, que no sea la Jefa de Gobierno quien lo decida, pues lo ponemos como lo establecer la ley, los reglamentos, a la decisión de este Comité de cuál es la escultura de la mujer indígena que va a ir en este espacio”, aclaró Sheinbaum Pardo, quien durante el evento de la entrega de firmas para la “descolonización de Paseo de la Reforma”

 

¿Entonces fue un acto de presión social o realmente buscar crear un cambio de consciencia en los capitalino?

Lo cierto es que la idea de la estatua nueva llamada “Tlali”, a muchos les pareció una gran idea, aunque otros la calificaron como simplista y que no cambiaría parte de la historia, ni mucho menos favorecería a la “inclusión” que se plantea, ya que comúnmente los pueblos indígenas son ignorados y desterrados, por lo cual sería hipócrita colocar una escultura en su nombre. Situación similar a lo que ocurrió con la maqueta de Tenochtitlán.

Además la Jefa de Gobierno agregó:

“Mover la estatua de Colón y en su lugar poner a una mujer indígena es un movimiento en contra del silencio histórico, es una reivindicación de las figuras históricas que han sido las más olvidadas y violentadas. Mover a Colón implica dejar como legado una visión que rescata no solo la participación de las silenciadas, sino que las coloca en el centro de nuestra ciudad, de nuestra nación. El silencio histórico se vuelve entonces voz, camino, posibilidad futura. El cambio de énfasis que implica este monumento nos ayuda a recordar nuestro origen, a colocar a la figura femenina como protagonista de un pasado que le ha sido negado”, añadió.

La finalidad del cambio de escultura es darle visibilidad a las mujeres y pueblos indígenas,  y cambiar de paradigmas sobre lo que debe ser recordado en la historia.

“Los monumentos, estatuas y nombres de las calles de nuestra ciudad son legados que dejamos para futuras generaciones; son marcas históricas deben hacernos recordar dignamente nuestro pasado. La memoria histórica que buscamos preservar no puede ni debe ser solamente una visión mitificada, el silencio histórico es una forma de violencia que somete, aniquila y determina un presente. El silencio histórico se vuelve un ancla que invita a la complicidad y dificulta el cambio”.

Lo cierto es que cada vez la sociedad comienza a cuestionarse sobe la historia de su país, y cómo esto afectó el presente, además de ver los matices y no solamente tachar a los personajes como “buenos y malos”, “conquistados y conquistadores”.

Y subrayó: “sin duda Colón significó un cambio en la historia del mundo, pero cómo entendemos ese cambio es lo que hoy nos cuestionamos. Colocar a una mujer, y en particular a una mujer indígena en este lugar, implica empezar a replantear la mirada histórica, contar la historia desde otro lugar, colocarnos frente a nuestro pasado, presente y futuro, desde la mirada de la mujer, de las mujeres indígenas como parte esencial de la historia de este continente. Implica también que generaciones presentas y futuras puedan reconocerse como hacedoras de la historia”.

 

La historia de México es sumamente compleja, hablar de una conquista cultural implica muchas cuestiones sociales, no se debe de tachar a los participantes como buenos y malos, ni mucho menos generalizarlos, al final era humanos con virtudes y seguramente fallos, sin embargo, todo lo que es México actualmente es el resultado de esa mezcla, y es parte de nosotros.

 

 

Tal vez te pueda interesar:

3 esculturas que han sido removidas por representar ideas negativas

Develan estatua de la Princesa diana con motivo de su 60 cumpleaños

¿Qué representa la escultura que sustituirá a Cristobal Colón en CDMX?

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn