• De acuerdo con AP, más de mil 500 millones de personas en todo el mundo están practicando trabajo remoto ahora mismo

  • Según el líder de la Organización Mundial de la Salud, se tardaron 67 días en pasar de cero a 100 mil casos globales de coronavirus

  • Pero para pasar de 200 mil a 300 mil, apenas se tardaron unos cuatro días

El trabajo remoto, también conocido como home office, se volvió muy recurrente estos últimos días por la pandemia del coronavirus. Y con este nueva ola de empleados laborando en casa, han surgido también un sinfín de retos para los colaboradores. Por ejemplo, el mantenerse activo durante todo el día. O bien, hallar un lugar dónde avanzar con los pendientes en paz. E incluso el siquiera tener las herramientas adecuadas para llevar a cabo las actividades diarias.

Pero a nivel organizacional también hay retos importantes del trabajo remoto. De acuerdo con PowerHomeBiz, a veces socios y aliados no se toman en serio al negocio que usa home office con sus empleados. Según Business Know-How, también hay que lidiar con el aislamiento y la soledad individual. Y en datos de Rapier, también es común el burnout. Pero Lolly Daskal cree que es muy complejo liderar a un equipo bajo este esquema, a menos que se sigan estos tips:

Dar todo el apoyo posible al equipo de trabajo

Incluso en un esquema regular, los grandes líderes deberían de poner empeño en ayudar a sus colaboradores a resolver sus desafíos más importantes. Pero con el trabajo remoto, es todavía más importante invertir en este apoyo. Y es que, fuera de la oficina, tal vez no toda la gente tenga las herramientas para tener éxito en sus tareas diarias. Es crucial no solo darles todo el equipo que pudieran necesitar, sino también el acceso al software indicado y el aliento moral.

Estar siempre disponible

Cuando las personas están en trabajo remoto, no es tan fácil levantarse y preguntar algo a la persona de a lado. Cuando cada quien está en su casa, de hecho es bastante sencillo que se llegue a desarrollar un pensamiento de “sálvese quien pueda”. Un buen líder no solo le dirá a su gente que está abierto para cualquier duda y seguimiento. Además, tiene que darle un seguimiento preciso a cada duda que surja, así como hacer revisiones esporádicas del equipo.


Notas relacionadas


Mantener a todo el equipo de trabajo informado

Tal y como ya se dijo, la comunicación puede ser compleja en un formato de home office. En una oficina convencional, tal vez la información importante sobre la empresa se distribuye casi orgánicamente a través de la conversación entre colaboradores. Pero al tener un trabajo a la distancia, entonces es crucial que el líder haga un esfuerzo consciente de poner a todos en la misma página. De lo contrario, puede generar confusiones que cuesten mucho a la empresa.

Demostrar preocupación por el equipo

Un buen líder sabe que el trabajo de cada colaborador debe sentirse apreciado para que la productividad se dispare. Sin embargo, es todavía más importante hacer esto en un esquema de home office. De nuevo, ya no es tan fácil sólo avanzar al cubículo de alguien y felicitarle rápido por algún logro o éxito reciente. En este sentido, resulta fundamental que las personas a cargo de uno de estos grupos a distancia siempre reafirme su aprecio por toda su gente.

Procuran que el trabajo quede claro

En una oficina convencional, hay amplias oportunidades para que se hagan correcciones sobre la marcha y no haya consecuencias graves a largo plazo. Pero con un equipo de trabajo  remoto, puede llegar a avanzar bastante el proyecto antes que se detecten equivocaciones a corregir. En este sentido, un gran líder debe poner énfasis extra en la claridad de sus tareas. De lo contrario, la experiencia puede llegar a ser muy frustrante para todos los involucrados.

Hay un mayor liderazgo con el ejemplo

A nadie le resulta fácil adaptarse al trabajo remoto, en especial si el cambio ocurre de repente y sin opción. Así pues, el líder debe estar al frente de todos sus colaboradores en la evolución. No solo gestionando la forma en la que todos colaboran entre sí. Sino también mostrando con sus acciones y forma de actuar cuál es el desempeño y compromiso que se espera de todos los demás. Así pues, debe haber un mayor compromiso con ser un verdadero modelo a seguir.

Regístrate a nuestro newsletter