Después de la cancelación del Mobile World Congress 2020 a causa del coronavirus, la firma de tecnología presentó dos dispositivos nuevos, entre los que se encuentra un smartphone que se despliega.

De acuerdo con información de la compañía, un dispositivo es un smartphone equipado con una pantalla enrollable en su interior, misma que puede ampliar su tamaño de forma automática. 

Mientras que el otro se trata de una tablet capaz de doblarse en tres partes para disminuir su tamaño hasta un pequeño smartphone alargado.

La compañía explicó que el primer smartphone busca ofrecer un dispositivo que pueda utilizarse únicamente con una mano, pues contará con un mecanismo interno que se activará con un botón para expandir la forma lateral de la pantalla. Permitiendo que su tamaño crezca sin aumentar el grosor.

De acuerdo con información del medio especializado Xataka MX, el smartphone en tamaño “normal” tendrá una pantalla AMOLED de 6.75 pulgadas, misma que se ampliaría a 7.8 pulgadas. Mientras que los motores internos harían la labor de enrrollar y desenrrollar la pantalla flexible, todo ello dando sólo 9 milímetros de grosor.

TCL afirmó que los paneles no tendrán ningún tipo de arrugas ni pliegues debido a que la pantalla conservará su forma.

Esto te puede interesar

*Apple ya trabaja en un iPhone de pantalla flexible

*Huawei Mate Xs, el nuevo smartphone plegable de 50 mil pesos

*Galaxy Z Flip: el nuevo smarpthone plegable de Samsung

Por otra parte, la tablet que se se puede doblar en tres partes cuenta con dos puntos de pliegue, haciendo que la pantalla sea flexible en tres secciones diferentes. Con base en información compartida por TCL, el concepto contará con una pantalla de 10 pulgadas resolución 3K.

¿Smartphone que solo existe en la imaginación?

Lamentablemente, TCL no brindó más detalles técnicos al respecto, fecha de salida y mucho menos precio, por lo que hasta el momento se quedan en conceptos.

Podemos decir que se trata de un par de dispositivos que se encuentran muy lejos de ser realidad, pues aunque suenan muy prometedores y tengan diversas imágenes ilustrativas, se enfrentan a una dura prueba: la resistencia.

Tan solo el Galaxy Fold de Samsung, que únicamente se dobla por la mitad, ha presentado diferentes problemas con la resistencia y las marcas que deja el doblez en la pantalla después de usarse mucho tiempo.

Mientras que el Mate X de Huawei no pudo siquiera salir de Asia, posiblemente para no arriesgarse a que todo el mundo probara una versión no perfeccionada de un teléfono plegable. Por lo que su sucesor, el Mate Xs parece que tampoco será el definitivo, y no porque esté mal hecho, sino que esta tecnología aún es muy joven en el mercado.

Entonces, retomando los modelos de TCL, es muy complicado que puedan hacer un dispositivo que se doble en tres partes, o un smartphone capaz de enrrollar su propia pantalla y desplegarse cuantas veces el usuario desee hacerlo.

Regístrate a nuestro newsletter