Hay varias ventajas que tiene la industria de los bienes raíces, en especial en cuestión de inversión. Por ejemplo, basta con conocer las tendencias del mercado regional para que se puedan tomar mejores decisiones de negocio. Y, así, se pueda multiplicar el patrimonio de la familia. También hay que destacar que incluso los inmuebles viejos tienen un potencial muy significativo. Así que es difícil que las personas pierdan dinero por mala suerte en este sector.

Por supuesto, hay un límite de qué tan lejos puede llegar una persona regular en la industria de los bienes raíces como “amateur”. Al prestar atención a los movimientos del mercado, con un capital lo suficientemente grande y un poco de experiencia, se puede llegar a hacer una vida en este sector. Pero estas actividades no es nada comparado con dedicarse forma profesional a la compraventa de inmuebles. Así, mucha gente quiere empezar a avanzar en esta carrera.

No hay problema si no tienes carrera en bienes raíces

Un profesional de bienes raíces no solo es quien se encarga de hacer negocios con inmuebles de su propiedad. Además puede ganarse la vida con la asesoría a otras personas para tomar mejores decisiones de negocio sobre su patrimonio. Si bien es una opción atractiva, hay gente que no se anima a entrar al mercado porque ya tiene una trayectoria profesional en otro lado. Pero según Arizbé Loyo, Broker de RE/MAX Metrópoli en Ciudad de México, no es excusa.

Cualquiera que sea tu carrera profesional te dará las principales bases para iniciar en este negocio. Para tener éxito como asesor en bienes raíces no es necesaria la experiencia, porque nosotros te capacitamos. Tenemos una plataforma importantísima que te permite capacitarte en todos los temas relacionados con esta actividad. Lo más crucial es la actitud, el trabajo, y la capacitación continua. Y si te apasiona, tendrás un futuro exitoso, lleno de satisfacciones.

Si bien el experto de RE/MAX tiene razón en que cualquier persona puede entrar al mercado de los bienes raíces, hay ciertas carreras que pueden tener más fácil el proceso de adaptarse. Por ejemplo, hay conceptos legales involucrados en este mercado, así que los que tuvieron una formación de abogados podrían verse beneficiados. También hay que hacer valoraciones de inmuebles complejas, algo que sería más sencillo a gente con un background económico.

Regístrate a nuestro newsletter