• Para 2021, se espera que el número de Nintendo Switch instaladas supere las 30.3 millones de unidades

  • Durante todo 2019, Statista calcula que se venderán alrededor de 11.86 millones de juegos para la consola en el mundo

  • Con 17.89 millones de copias vendidas, Mario Kart 8 Deluxe es el título más popular para este dispositivo

Los videojuegos son, fácilmente, uno de los mercados del entretenimiento más grandes del mundo. Según Newzoo, la industria generó ganancias por 137 mil 900 millones de dólares (mdd) a escala global solamente durante 2018. Con tecnologías como Realidad Aumentada y Virtual, smartphones y cloud gaming, también son más populares y están al alcance de más personas que nunca en la historia. Una marca que sobresale en este entorno es Nintendo.

Nintendo es uno de los tres grandes líderes del mercado de los videojuegos en consolas, junto con PlayStation y Xbox. Si bien ha pasado por tiempos mejores, los últimos dos años han sido muy benéficos para la compañía. En 2018, en cifras de Statista, la compañía logró ventas por nueve mil 959 mdd. A finales de este año, se espera que esta cifra crezca en casi mil mdd. Si bien la empresa tiene múltiples consolas icónicas, la más popular hoy en día es su Switch.

A junio pasado, la Nintendo Switch ya había vendido más de 36 millones de unidades en todo el mundo. La popularidad de esta consola se debe, en buena parte, por títulos como Super Smash Bros. Ultimate, Breath of The Wild y Mario Kart 8 Deluxe. Pero es posible que la marca nipona esté utilizando el gran éxito de este dispositivo para otros fines. Todo parece indicar que la compañía tiene un plan siniestro que ya empezó a poner en marcha contra los usuarios.

El malvado plan de Nintendo

Hace unas horas, la compañía nipona lanzó un críptico video en su canal oficial de YouTube. En él se pueden apreciar a familias de todo el mundo jugando con un nuevo periférico de la marca. Nintendo no muestra tomas del título en cuestión ni le da un nombre a este dispositivo. Lo que sí señala, al final del anuncio, es que revelará más datos el próximo 12 de septiembre. Pero esa no es la parte que causa más intriga ni desconcierto a lo largo del comercial.

Lo que es verdaderamente aterrador son las imágenes de las personas en el video. El nuevo periférico consta de dos piezas, un aro que se sostiene con las manos y una banda que se ajusta alrededor de la pierna. En ambos se coloca un JoyCon de Nintendo. Los juegos obligan a los usuarios a realizar movimientos extraños y perturbadores, para el deleite del resto del público. Una cosa es clara: la marca quiere ridiculizar, a extremos crueles, a sus seguidores.

¿Videojuegos en pro de la salud?

Bromas de lado, es claro que Nintendo está listo para lanzar una nueva serie de juegos de actividades físicas. Tal vez sea similar al título Wii-Fit, donde los usuarios podían realizar una serie de retos para gamificar el ejercicio. Asimismo, podría ser una secuela a 1, 2, Switch, que aunque no estaba directamente ligado a la salud, sí tenía varias dinámicas que explotaban los sensores de movimiento de sus JoyCon. O bien una mezcla de ambos conceptos.

Curiosamente, se trata de una decisión de negocio bien fundamentada de parte de Nintendo. De inicio, los videojuegos de ejercicios físicos se han convertido en un género relativamente popular. Algunos agentes han nombrado este subgénero como Exergaming. Si bien no tienen los beneficios físicos de una sesión de ejercicio tradicional, sí tienen una eficacia comprobada. Además, en casos como dolor de espalda crónico, incluso pueden ser usados como remedio.

Por supuesto, para muchos gamers más tradicionales, estos periféricos y sus títulos no serán muy atractivos. Pero es claro que Nintendo no trata de llamar la atención de los jugadores comunes. A esos ya los tiene en el bolsillo. Estos complementos podrían incrementar su valor ante poblaciones más grandes, especialmente individuos que deseen cuidar de su salud fácil y rápidamente. Y en ese sentido, el plan maléfico de la marca nipona es muy inteligente.