¿Qué elementos no pueden faltar en tu altar de Día de Muertos?

El altar de muertos es primordial para recibir a los fieles difuntos este Día de Muertos, te contamos sobre su significado

El Día de Muertos es la tradición más importante en México, la cual nos remonta a la época prehispánica, donde se le hacía culto a los que ya no estaban en este plano astral y con el paso del tiempo ha ido trasformándose, agregando elementos nuevos con la colonización y la llegada de la Iglesia católica.
Imagen: Bigstock

El Día de Muertos es una fiesta en la que los difuntos visitan el mundo terrenal y para recibirlos se coloca un altar que contiene los alimentos favoritos de ellos cuando estaban vivos, además se agregan otra serie de elementos, los cuales hace referencia a la unión de la vida y la muerte.
Y aunque muchas veces se integran, no se sabe su significado, o bien, faltan algunos, por ello, te contamos sobre el significado de los elementos que integran al altar de muertos.

Veladoras y cirios

El significado de las veladores y cirios es la luz, la fe y la esperanza que guía en este y en el otro mundo. Cada vela suele representar a un difunto y los cirios tienen algún motivo dorado, esto significa duelo. Si se colocan en forma de cruz implica los cuatro puntos cardinales que orientan el camino del ánima a su casa.

Las velas se integraron con la colonización y evangelización, siendo este un elemento cristiano.

Agua

El agua significa pureza de las almas y ayuda a calmar la sed de los espíritus en su largo camino desde el Mictlán. Esta agua los refrescará y ayudará en su retorno.

Cempasúchil

La flor de cempasúchil proviene del náhuatl “Cempohualxochitl”, que significa “veinte flores” o “varias flores”. Esta flor representa el sol y es utilizada para crear senderos, capaces de guiar a nuestros seres queridos a los altares.

La flor de cempasúchil era considerada un símbolo de la vida y la muerte, se cree que su olor guía los muertos al banquete que los espera en la ofrenda del Día de Muertos. Es su olor y color tan característico el que hace que los muertos se guíen.

Copal e incienso

Este olor es característico del Día de Muertos, los mercados y ofrendas se llenan de él. Su fragancia  purifica y limpia el ambiente. Además, su cometido es ahuyentar a los malos espíritus.

Arco

Se puede colocar uno o varios arcos en el altar de muertos, este debe ser de flor de campasúchil y fruta, y representan la entrada hacia el inframundo.

Alhelí y nube

Sus colores se complementan con la flor amarilla. Debido a su pureza y ternura acompañan el alma de los niños.

Cruz

La cruz es otro de los elementos introducidos durante la evangelización y se coloca en la parte superior del altar y, a veces, está formado con ceniza, otras con sal o pétalos de cempasúchil.

Pan

El pan del Día de Muertos es un elemento imprescindible en esta festividad y no puede faltar en los altares ya que representa a al fraternidad. Además, el pan de muerto tiene pequeñas formas de huesos, lo que hace referencia a los muertos.

Imagen: Bigstock

Fotografía del difunto

Otro de los elementos clave en cualquier altar que se coloca el Día del Muertos. Sirve para honrar a la persona que fue en vida y algunas comunidades ponen la imagen escondida par que solo se vea en un espejo; con ello dan a entender que se puede ver pero no existe.

Sal

Se trata de un elemento purificador que ayuda al cuerpo a no corromperse en su traslado. Es la parte esencial de la celebración del Día de Muertos y se cree que las ánimas regresan a disfrutar los platillos, a probar la fruta y a contemplar la flor cempasúchil que se les ofrece. Vivos y muertos, por lo tanto, se reencuentran en una dimensión que les permite convivir.

¿Cuándo se pone el altar de muertos?

Se debe de colocar al altar de muertos a partir del 27 de octubre, siendo este día cuando se conmemoran a las mascotas, el 28 de octubre se dedica a las personas que murieron en un accidente violento; el 29 a quienes fallecieron ahogados; el 30 a las almas solitarias u olvidadas; el 31 a los niños que murieron sin ser bautizados; el 1 de noviembre a los fallecidos en la infancia; y el 2 de noviembre a las personas que partieron en vida adulta.

Por lo cual, colocar el altar y dejarlo por todos esos días, ayuda no solo a honrar a nuestros seres queridos, también a esas almas a las que no se les coloca un altar.

¿Cuándo se quita el altar de muertos?

El altar de muertos se debe quita a partir del 3 de noviembre y es importante que los alimentos de la ofrenda no se toquen, pues son ofrenda para los muertos.

 

Tal vez te pueda interesar:

Estas son las telenovelas de terror mexicanas más famosas de la historia

Mega ofrenda en el Zócalo y más actividades del Día de Muertos

Conoce los portales del Mictlán, la tierra de los muertos

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn