¿Por qué el Amazonas es el pulmón del mundo?

0
83

La humanidad respira gracias al Amazonas, que ahora está en grave peligro debido a un incendio que ha consumido unos 5 mil kilómetros cuadrados. De esa magnitud es el problema. Al año, esta reserva tropical, la más grande del mundo, absorbe más de mil millones de toneladas de dióxido de carbono, lo cual da una idea de su importancia ecológica.

Estremecedoras fotografías le han dado la vuelta al mundo en redes sociales desde que el lunes pasado se registró un incendio masivo, que se ha extendido por los estados brasileños de Amazonas, Acre, Mato Grosso del Sur y Rondonia.

De acuerdo con datos del gobierno brasileño, se calcula que la cuenca del Amazonas abarca 7 mil 400 millones de kilómetros cuadrados, que a su vez se extienden por nueve países: Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela.

La Amazonia cubre alrededor del 40 por ciento de todo el territorio de Sudamérica y posee un tercio de los bosques primarios del planeta, además de que proporciona el 20 por ciento del agua dulce no congelada que existe en la Tierra, de acuerdo con datos del Foro Mundial para la Naturaleza.

El fuego es tan intenso que el cielo de la ciudad de Sao Paulo se ha cubierto de una capa gris. Una tan densa que los días (en plenas 3:00 pm) parecen noches o atardeceres. La indignación internacional es tal que el hasgtag #PrayForAmazonia ha estado en tendencia durante los últimos cuatro días en Twitter.

El desastre no ha estado exento de polémica. Ayer, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro dijo en una conferencia de prensa que las organizaciones no gubernamentales podrían estar detrás de los incendios (cuyas causas aún se desconocen) porque su administración decidió retirarles los fondos públicos. “Puede haber, sí, y no estoy afirmando, una acción criminal de esos ‘oenegeros’ para llamar la atención contra mi persona, contra el gobierno de Brasil, y esa es la guerra que nosotros enfrentamos”, comentó.

Organizaciones ambientalistas como Greenpeace han advertido que, de no controlarse el fuego, especies en extinción como el perezoso, el mono araña, el mono tití, el caimán negro o la rana de vidrio podrían exitinguirse.

La Organización del Tratado de Cooperación Amazónica estima que actualmente existen en la zona del Amazonas aproximadamente 30 mil especies de plantas, 500 de mamíferos, 550 de reptiles y alrededor de 2.5 millones de insectos. Muchos de estos animales sólo tienen su hábitat en la Amazonia, pues fuera de ella no tendrían las condiciones climáticas para sobrevivir.

Desde el espacio es posible ver el humo que cubre el cielo. Así lo demuestran las imágenes tomadas por la NASA desde la Estación Espacial Internacional.