Las mujeres de Afganistán corren peligro por estas razones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La situación del regreso al poder de los talibanes en Afganistán está dando la vuelta al mundo debido a lo que podría representar a su población, innumerables videos de tragedias hemos visto en redes sociales, pero ¿por qué sucede esto? Aquí te decimos algunas razones por las cuales la población quiere retirarse del país lo antes posible, especialmente las mujeres de Afganistán que corren peligro.

Los talibanes son, de acuerdo con información de la Enciclopedia Británica, una facción política y religiosa ultraconservadora nacida en Afganistán a mediados de 1990 tras la retirada de tropas soviéticas, conformada por estudiantes formados en escuelas religiosas islámicas. Estos, a pesar de su imagen controversial, afirman tener como principal misión “restaurar la paz y seguridad”, queriendo cumplir si versión de la Sharia o ley islámica. Cabe destacar que de acuerdo con El País, en 1996 esta guerrilla tomó control sobre Kabul, arrebatando al gobierno y a la presidencia del país, estableciendo como ley su propia interpretación islámica.

Cinco años después, las tropas estadounidenses sufrió el atentado contra las Torres Gemelas, un día oscuro en la historia de Estados Unidos, donde se culpó al Afganistan de los talibanes donde se creía estaba refugiado el supuesto culpable, Bin Laden. Las tropas estadounidenses se han retirado de Afganistán, una lucha que duró 20 años, dando entrada a que los talibanes lograran tomar derrotar al ejército afgano, y con ellos, el control del gobierno.

Los peligros hacia las mujeres durante el el control de los talibanes en Afganistan

La población de Afganistán, especialmente las mujeres, se encuentran en peligro debido a los antecedentes que tuvieron los talibanes durante su periodo de conquista en el país, donde se encargaron de establecer ciertos castigos y normas que ponían incluso en peligro la vida de las mujeres y violando sus derechos humanos.

Amnesty International UK menciona sobre los peligros que tuvieron las mujeres durante los años 90, donde las mujeres se vieron arrebatadas de sus derechos, ya que bajo el poder talibán, las mujeres y niñas tenían prohibidas situaciones cotidianas como trabajar, estudiar, salir de casa sin un “guardián” masculino, recibir atención médica por parte de sanitarios hombres, ser parte de la política, hablar en público, no podían ser vistas en ventanas ni balcones, en caso de hacerlo debían de salir con un “burka” completo y siempre acompañadas de un varón, Amisty también menciona que “Fueron encarceladas de sus hogares”.

En caso de hacer caso omiso de estas instrucciones, los castigos que podían recibir constaban desde recibir azotes, golpes e incluso la muerte a aquellas que optaran por no seguir su versión de ley. La organización Revolucionaria de Mujeres de Afganistán (Rawa) menciona algunas de las restricciones y el peligro que podría repetirse en 2021, como:

  • Prohibición de ser tratadas por doctores masculinos
  • Golpes, azotes, y abusos verbales a quienes no vistan de acuerdo e con las reglas talibanes
  • Azotes en público a las mujeres que no oculten sus tobillos
  • Prohibición del uso de cosméticos, en caso de hacerlo, posiblemente les sean amputados los dedos
  • Prohibido reír en voz alta
  • Prohibido tener presencia en radio, televisión o reuniones públicas
  • Prohibido utilizar bicicletas o motocicletas
  • Prohibido utilizar colores “vistosos”
  • Restringido el acceso a la música, televisión, películas y videos tanto para hombres como mujeres

En redes sociales se ha visto el apoyo hacia las mujeres del país, donde incluso algunas de ellas se encuentran haciendo una nueva lucha para reclamar por sus derechos.

El peligro que pueden llegar a correr las mujeres de Afganistán ante la llegada de los talibanes es real y no debe ser tomado como poca cosa, se trata de una posible violación a los derechos humanos y un retroceso en la lucha por los derechos de la mujer.

Notas relacionadas:

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn