• También se espera que los usuarios puedan recibir aún más regalos de las poképaradas y gimnasios

  • El videojuego además recortará a la mitad el tiempo de incubación de los huevos, para evitar que la gente salga a exponerse

  • Sin embargo, todavía sería necesario que algunos usuarios estén en la calle, en riesgo a contraer el coronavirus

Resulta difícil verle un lado bueno a la pandemia que surgió de Wuhan. El coronavirus logró que las actividades en un sinfín de países empezaran a paralizarse total o parcialmente. En México, un sinfín de eventos y compañías se están uniendo a la histeria colectiva, cerrando sus puertas a la población general. Pero en medio de este caos, algunas marcas tratan de hacer que este encierro sea un poco mejor. Entre ellas, el estudio de videojuegos Niantic.

De acuerdo con Mashable, la desarrolladora detrás del exitoso título de Realidad Aumentada (RA) Pokémon GO está lista para hacer ciertos cambios a su plataforma. Y es que, con la crisis del coronavirus, el modelo de convivencia social de sus títulos podría ser un poco riesgoso. Así que la empresa decidió que hará mucho más fácil a los fanáticos de su juego el completar su colección o recolectar ítems, para evitar que tengan que desplazarse y ponerse en peligro.

En su página oficial, Niantic informó que se retrasaría el día de la comunidad de Abra, para evitar que la gente salga de sus casas. Asimismo, se empezará a ofrecer un paquete único de 30 inciensos (que hace que los pokémon aparezcan a lado de sus avatares) por una moneda virtual. Cada uno de estos objetos tendrá ahora una duración de una hora. Aparte aparecerán más personajes en los alrededores, para que la gente no tenga que exponerse al coronavirus.

Un pequeño rayo de sol en la crisis del coronavirus

La noticia de Niantic es una buena, merecida noticia en un entorno bastante oscuro. Y es que, en los últimos días, han empezado a circular novedades bastante preocupantes. En México, el Tec de Monterrey decidió suspender clases por el coronavirus, aún cuando la escuela es muy conocida por jamás detener operaciones. Hace una semana se confirmó el primer muerto por el brote en España, lo que ha generado un pánico desmedido en la región y otros países.


Notas relacionadas


La idea de Niantic de hacer más fácil el juego para que la gente no salga es una iniciativa a medias. Por un lado, es muy positivo que esté haciendo lo posible para que la gente no se sienta animada a salir a las calles. Debido a la tasa de infección del coronavirus, es poco aconsejable que la gente abandone su casa en zonas de emergencia, mucho menos para que pueda jugar Pokémon GO. Por otro lado, hay mejores iniciativas que podría haber realizado.

Algunos miembros de la comunidad llevan meses pidiendo un control que les permita moverse remotamente a las áreas cercanas. Si bien la compañía apunta que es un sistema que no se va a implementar, podría haber sido una buena forma de lidiar con el coronavirus, al menos ahora.  Pero una solución más sensible, por supuesto, habría sido suspender por completo el servicio. Algo que jamás sucederá, por la enorme fuente de ingresos que representa para la compañía.

Videojuegos, ¿salvadores de la pandemia?

De hecho, no es la primera vez que una plataforma en esta categoría tiene un impacto fuerte en el entorno del coronavirus. A inicios de marzo se empezó a hablar de un videojuego que se llama Foldit. Se trata de una plataforma para recrear y replicar la estructura tridimensional de varias proteínas. En su momento, fue visto como una opción viable para poder visualizar la forma del patógeno de Wuhan. Y, con el tiempo, incluso hallar una cura para este brote.

También dentro de China, en los primeros días de la pandemia, un desarrollador del país empezó a ofrecer su juego de forma gratuita. Mirror ofrecía cientos de miles de copias de cortesía a las personas que pudieran comprobar que tenían residencia en la nación asiática. Básicamente, este videojuego pretendía solucionar la crisis del coronavirus con un tema de pornografía, para convencer a los usuarios de quedarse en sus casas y no exponerse.

Regístrate a nuestro newsletter