El gobierno de España ha comprado pruebas rápidas para la detección del coronavirus a una empresa china que no tiene licencias para emitir este instrumento médico, anunció la Embajada de China en Madrid.

Estos test rápidos no funcionan bien, pues sus pruebas tienen una sensibilidad del 30%, mientras que el gobierno español comentó que se esperaba una efectividad del 80%, de acuerdo con laboristas que reportaron al medio español El País.

La compañía china Shenzhen Bioeasy Biotechnology, quienes surtieron al gobierno español de las pruebas, tiene su sede en Shenzen, una de las ciudades más tecnológicas del país, y no ha conseguido aún la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de China para vender sus productos.

LEE TAMBIÉN Inevitable que México llegue a fase 3, ¿Qué medidas se están tomando?

“La compra de materiales sanitarios anunciada por el Ministerio de Sanidad de España está en curso y los materiales no han salido de China aún. El Ministerio de Comercio de China ofreció a España una lista de proveedores clasificados, en la cual Shenzhen Bioeasy Biotechnology no estaba incluida” declaró la Embajada de China en su cuenta oficial de Twitter.

Por su parte, el Ministerio de Sanidad tuvo que devolver un lote de 9,000 pruebas rápidas de coronavirus porque, cuando fueron evaluadas, no correspondían con lo que exigía el certificado de calidad.

¿Por qué no funcionaron los test rápidos de coronavirus?

Quienes verificaron la calidad de las pruebas de coronavirus fue el Centro Nacional de Epidemiología y varios hospitales de Madrid, cuando antes de utilizarlos, descubrieron que las especificaciones del lote que les llegó no correspondían a lo que incluía el certificado de calidad, de acuerdo con información de EFE.

Y de acuerdo con Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, la empresa fue la primera que pudo abastecer a España de la forma más rápida, por lo que se acudió a ella.

NO OLVIDES LEER IMSS dará incapacidad de 14 días por síntomas leves de COVID-19

Sin embargo, el funcionario confirmó que se devolvieron esos lotes fraudulentos, por lo que la empresa se comprometió a cambiarlos y a proveer de otro tipo de pruebas rápidas.

Estos test rápidos funcionan de una forma similar a una prueba de embarazo, ya que la muestra tomada se diluye y se deposita en una tira reactiva que marca con líneas si es positivo o negativo.

Regístrate a nuestro newsletter