Cuando la tecnología se utiliza para mejorar el mundo y apoyar a los más vulnerables, se convierte en un avance innovador que le da la vuelta al mundo, pues así es el caso de Vision D, un dispositivo que le permite a las personas con problemas de audición a leer lo que dice si interlocutor.

Es gadget consiste en un visor que se coloca en cualquier par de lentes, y gracias a la Inteligencia Artificial y a los datos en la nube, permite proyectar en el cristal, las frases y palabras en tiempo real.

La tecnología se basa en la nube de IBM Watson, que de acuerdo con su sitio oficial, es una solución en la nube que “utiliza algoritmos de inteligencia artificial de aprendizaje profundo para aplicar conocimientos sobre gramática, estructura del lenguaje y composición de señales de audio / voz para crear reconocimiento de voz personalizable para una transcripción de texto óptima”.

Con base en datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 466 millones de personas alrededor del mundo tienen pérdida auditiva discapacitante, y 34 millones de esa población son niños. Además, la OMS estima que para el 2050, la cifra aumente a más de 900 millones de personas.

Por lo que para resolver esta problemática, Leoncio Huamán decidió desarrollar este wereable que se conecta a internet para realizar la función de traducción en tiempo real, ya sea a una red 3G, 4G o WiFi.

“Es un visor que muestra en texto lo que la otra persona está hablando, es como si tuvieras un subtítulo frente a ti, de las palabras que el interlocutor está diciendo”, comentó el joven peruano en una entrevista con Excélsior.

Además, detalló que el dispositivo no lee los labios de las personas, sino que el visor recibe la señal de voz y la filtra, eliminando interferencias de ruido y seleccionando únicamente la voz, para que, mediante los algoritmos en la nube, pueda mostrarse en forma de texto en tiempo real.

Un avance de primer mundo

Gracias a esta creación tecnológica, Leoncio Huamán fue reconocido por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con el premio Innovadores menores de 35. El reconocimiento se le brinda a aquellas personas que hagan aportes importantes en temas humanitarios utilizando la tecnología en favor de resolver problemas.

“El prototipo necesita mejoras de portabilidad. Se busca inversión para acceder a chips más pequeños y micrófonos más finos. Tengo planeado hacer esto en un rango de ocho meses y al finalizar espero tener un producto accesible tanto económicamente como ergonómicamente”, comentó el ingeniero en una entrevista con Expansión.

Regístrate a nuestro newsletter