El Ángel de la Independencia estará restaurado para el Bicentenario de México

El Ángel de la Independencia sufrió daños en el sismo del 19 de septiembre del 2017 y por deterioros del tiempo, por lo que se le dio el mantenimiento correspondiente para su restauración y estará listo para celebrar el Bicentenario de México. 

El Ángel de la Independencia es uno de los monumentos más representativos de la Ciudad de México y está ubicada dentro de la avenida Paseo de la Reforma, considerada de igual manera la más importante y emblemática de la CDMX debido al alto número de edificios cuya estética arquitectónica y altura inigualable logra ser percibida desde cualquier punto de la ciudad.

Datos curiosos sobre el Angel de la Independencia

De acuerdo con información del Gobierno de México, la obra del Ángel de la independencia fue iniciado por el Presidente Porfirio Díaz en 1910, quien inauguró el monumento a la Independencia para conmemorar el centenario donde los mexicanos alcanzaron su libertad. Sin embargo, la primera piedra colocada en este monumento se dio en 1902, colocando en su interior un cofre dorado que contiene el acta de independencia en México y una serie de monedas de la época.

La escultura del Ángel de la Independencia fue construida por Antonio Rivas Mercado, quien buscó representar la Victoria Alada en vuelo, con alas abiertas, el brazo derecho extendido y una corona de laurel sobre su mano para colocarla colocarla en la cabeza de sus héroes. En su mano izquierda tiene una cadena rota de tres eslabones, símbolo de los tres siglos del virreinato en consecuencia a la política impuesta por los españoles.

El Ángel de la Independencia está hecho de hueca de cobre y revestida por hoja de pan de oro; la construcción de dicho monumento tuvo un costo de 2 millones 150 pesos en esa época.

Este monumento ya había presentado complicaciones con el paso del tiempo, por ejemplo cuando el icónico terremoto de 1957 logró derribar al suelo a la escultura, sin embargo, esta logró volver a elevarse más fuerte que nunca gracias a que la columna fue revestida en su interior con un tubo metálico que se mostró eficiente ante el paso de las décadas. A pesar de que esta logro  su efectividad bastante tiempo, el sismo del 19 de septiembre en 2017 logró cuartearla.

Los daños de sismos y el tiempo

Debido a daños causados por el terremoto del 2017, además del deterioro por el impacto ambiental como lluvias, se tuvo que dar un mantenimiento al monumento que se tiene previsto esté terminado para la celebración del Bicentenario de México

De acuerdo el medio EFE, Roberto Sánchez, miembro del Instituto de Ingeniería de la Universidad Autónoma de México (UNAM), quien es el encargado de la rehabilitación arquitectónica:

“Este es el principal símbolo de nuestro país alusivo a la independencia. En ese sentido, por esas fechas debe estar listo todo el conjunto monumental”.

Mientras algunos miembros a los cuales les fue encargada la restauración de la obra se encuentran retirando los andamios de más de 40 metros de altura, algunos otros pertenecientes al equipo se encuentran afinando los últimos detalles para que todo este listo en la celebración de los 200 años de la consumación de la independencia. El ingeniero vuelve a comentar que:

”Sobre todo esta última etapa ha sido muy estresante porque ya están quitando los andamios y todavía hay restauradores trabajando. Vamos a machas forzadas”.

El ingeniero de igual forma comenta que esta pudo haber comenzado tiempo antes de 2019, no obstante, debido al proceso de administración, problemas técnicos y la pandemia por covid 19, esta se vio retrasada.

A pesar de la restauración, se menciona que en el monumento que ha sido previamente pintado por marchas de movimientos tanto sociales como políticos, tales como la marcha feminista, aún conservará algunos de los mensajes pintados con el fin de que este siga siendo parte de la historia mexicana. 

Notas relacionadas:

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn