Desde redes sociales planifican asesinato de adolescente de 13 años

En enero, los padres de Olly Stephens, de 13 años, lo observaron salir de casa sin saber de que esa sería la última vez.

Asesinan a joven de 13 años
Foto: BBC.

La maldad está aumentando en todo el mundo. En las últimas semanas, Factor Nueve ha dado a conocer varias historias sobre jóvenes que están asesinando o agrediendo sexualmente a sus compañeros. Ahora, en Estados Unidos un estudiante de tan solo 13 años fue ejecutado, situación que planearon los responsables desde redes sociales.

De acuerdo con la cadena BBC, su reportera Mariana Spring investigó el rol que jugaron las redes sociales en su muerte, incluso expuso cómo las cuentas de un adolescente de 13 años pueden recomendar videos violentos y cuchillos en venta. En enero de este año, Amanda y Stuart Stephens observaron a su hijo de nombre Olly Stephens, desde ventanas separadas mientras salía de casa, sin percatarse de que esa sería la última vez.

Conforme a lo señalado por BBC, Olly se dirigía hacía Bugs Bottom, un campo frente a su casa, este llevaba sandalias en los pies y su teléfono en la manos; 15 minutos después fue asesinado. A todo este misterio, su dispositivo móvil proporcionaba las respuestas necesarias para saber lo que había pasado con el menor, quien fue ejecutado brutalmente a puñaladas por dos adolescentes, después de que reclutaran a una niña por internet para atraerlo hasta ahí.

“Todo el ataque había sido planeado en las redes sociales y desencadenado por una disputa en un grupo de chat de las redes”, refiere el medio internacional.

Bajo lo investigado por la reportera, los padres del menor se sorprendieron al descubrir el mundo de violencia y odio que tanto su hijo como los “amigos” habían desarrollado a través de sus celulares. Para esto, la policía de Thames Valley sostiene que la historia de Olly resalta por el gran papael que jugaron las redes sociales en el caso, incluso “temes que la evidencia de intimidación y los videos violentos con cuchillos encontrados en los teléfonos de los asesinos sean solo la punta de un iceberg muy grande”.

Para resolver el caso, la reportera creó una cuenta falsa haciéndose pasar por un niño de 13 años, ¿qué fue lo que encontró? En Instagram, YouTube y Facebook le llegaban recomendaciones como personas mostrando cuchillos, cuchillos en venta y publicaciones que glorificaban la violencia.

“Cuando usamos nuestro perfil para buscar activamente contenido en contra de los delitos con cuchillo, a esta cuenta de un niño de 13 años Instagram, Facebook y YouTube le presentaron video, páginas y grupos a favor de los cuchillos. Ninguna medida fue tomada en ocntra de mostrar un cuchillo (…) TikTok en cambio, eliminó el contenido por violar sus reglas sobre actos peligrosos y nuestra cuenta ficticia recibió una advertencia de que había estad0 a punto de ser suspendida”, criticó la periodista.

De acuerdo con el detective Andy Howard, las pruebas en los celulares fueron tan evidentes que no hizo falta que ningún niño subiera al estrado a declarar; “ciertamente hay una atracción muy poco saludable por filmar y grabar actos de violencia bastante serios”.

Un video publicado en Snapchat que mostraba un ataque llamado “patterning” (patrones), fue la base de una cadena de eventos que llevaron al joven a perder la vida. Este consiste en humillar a una persona mientras es filmada o fotografiada para después compartirlo en redes sociales. Antes de morir, Olly había visto una imagen de un niños siendo humillado, por lo que trató de alertan a su hermano mayor. Situación que llevó a los asesinos a enfurecerse pues se sintieron espiados  y delatados.

NO TE PUEDES PERDER:

Celia provocará fuertes lluvias en el sureste del país

¿La guerra entre Ucrania y Rusia durará años? Esto dice la OTAN

Nueva epidemia azota a Corea del Norte

Compartir:

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn