5 meses después, Juan Carlos Osorio dejó la dirección técnica de Paraguay

El director técnico Juan Carlos Osorio alegó motivos personales para dejar al seleccionado paraguayo en la víspera de una Copa América

0
319

Motivos personales fueron los que el estratega colombiano Juan Carlos Osorio alegó para abandonar el timonel de Paraguay, selección que se prevé, en marzo jugará un partido amistoso en contra del representativo mexicano, partido que, derivado del morbo, resultaba atractivo para la afición nacional.

Sin embargo, los caminos de Osorio y del equipo paraguayo irán por caminos separados justo en la víspera de una Copa América, que sería importante para los guaraníes puesto que regresarían al plano internacional luego de no calificar al Mundial de Rusia.

Y que, además serviría a Osorio para continuar con su trayectoria como entrenador, luego de ser mundialista.

Sensato y sobrio, Osorio apeló a los resultados en la cancha y no a los micrófonos ante los constantes cuestionamientos de la prensa sobre su sistema de juego, mismo que funciona en función del rival en turno y en especial al tan desgastado tema de las rotaciones.

Claroscuros.

Bajo la gestión del colombiano, el tricolor logró victorias en territorios en el que habían pasado décadas desde el último resultado positivo; Estados Unidos y Honduras son ejemplos de lo anterior. Mientras que en la Copa del Mundo logró, hasta ahora, el resultado más importante de la historia mexicana: el triunfo ante Alemania.

No obstante, Osorio también fue el responsable de la vergonzosa derrota contra Chile por marcador de 0-7, el marcador más abultado en contra del conjunto azteca en un torneo oficial. Además de que en todos los partidos de eliminación directa bajo su dirección nunca logró un triunfo.

De tal modo que la cuestión de capacidad del estratega presenta serios altibajos, será hasta su próxima oportunidad cuando podamos ver si es que la reflexión y la autocrítica son parte de su método de trabajo, o si es que sigue con las mismas mecánicas ya conocidas y debatibles.