Recibe factornueve.com en tu email

10 momentos en los que debes lavarte las manos

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El lavado de manos siempre ha sido considerada una de las mejores formas para eliminar virus y bacterias, sin embargo, ante la crisis sanitaria por coronavirus Covid-19, el lavado constante de manos se volvió en una herramienta útil contra la temible enfermedad.

Aunque para algunos esta medida se convirtió en una obsesión, algunos otros aún no saben cuántas veces se deben lavar las manos al día para prevenir esta u otras enfermedades.

Ante esto, aquí te dejamos un listado de al menos 10 ocasiones o momentos del día en los que debes lavarte las manos de preferencia con agua y jabón o, si no dispone de esto, con un desinfectante con 60 por ciento de alcohol por al menos 20 segundos.

  1. Después de haber estado en un lugar público. En cualquier parte los virus y bacterias pueden estar en el ambiente, así como en superficies, por lo que es importante lavarse las manos después de salir.
  2. Después de sonarse la nariz, toser o estornudar. El SARS-CoV-2, así como otros virus, se transmite principalmente por aerosoles que se transmiten al hablar, toser, estornudar o sonarse la nariz.
  3. Antes de comer o preparar la comida. Una adecuada desinfección de los alimentos no es suficiente si las manos que los preparan no pasan por el agua y jabón.
  4. Antes de tocarse la cara. La nariz, boca y los ojos pueden convertirse en un blanco fácil para las enfermedades si entran en contacto con las bacterias y virus.
  5. Después de ir al baño. Cuando una persona va al baño y jala la palanca del inodoro, miles de gérmenes viajan en el aire y por eso el retrete se convierte en un foco de infecciones.
  6. Después de manipular su cubrebocas. Ya sea para quitartelo momentáneamente o desecharlo, lo recomendable es lavarse las manos después de hacerlo.
  7. Después de cambiar pañales. Al tratarse de desechos humanos, estos pueden contener algunos parásitos que podrían introducirse al cuerpo humano.
  8. Después de cuidar a una persona enferma. Por obvias razones al estar en contacto con una persona enferma el riesgo de que algún virus o bacteria se quede impregnado en las manos es mayor.
  9. Después de tocar animales o mascotas. La mayoría de las enfermedades infecciosas que afectan a los animales no afectan a los humanos, y viceversa, pero existen infecciones llamadas enfermedades zoonóticas, sí pueden transmitirse entre animales y humanos.
  10. Al manipular basura o desechos. Al deshacernos de los desechos en casa estos pueden convertirse en un foco de infección, sobretodo si se encuentran en la intemperie.

Más sobre el lavado de manos: 

Agua y jabón suficientes contra Covid-19: CDC

Más artículos