Estamos a unas horas de que dé inicio el que para muchos es el juego del año. El Super Bowl es sin duda uno de los eventos mediáticos más importantes y, aunque puede no gustarle a todos, lo cierto es que se trata de una celebración que logra captar la atención de la mayoría de los públicos.

Basta con reconocer que las conversaciones digitales relacionadas con el Gran Tazón aumentan entre 20 y 30 por ciento año tras año, según múltiples fuentes y de acuerdo con Adglow, el año pasado se publicaron 9,3 millones de tuits durante el evento, de los cuales 5,5 millones fueron lanzados en Estados Unidos. Finalmente, para esta edición, se estima que la participación digital incrementará 18 por ciento.

Aunque el gran atractivo es la disputa del trofeo en el campo, la realidad es que alrededor de este partido suceden algunos shows alternativos que, en más de una ocasión, han marcado historia.

Desde los comerciales y el show de medio tiempo hasta la interpretación del himno nacional, todo lo relacionado con la final de la NFL parece tener la capacidad de convertirse en un show único y, en esta línea, compartimos 7 momentos inolvidables del Super Bowl que nada (y todo) tienen que ver con futbol:

Purple Rain

Durante la final de 2007, Prince dio vida al show de medio tiempo y en un escenario ambientado por una intensa lluvia desde el cantante interpretó temas como Let’s Go Crazy, una versión del Best of You de los Foo Fighters o la épica Purple Rain. La actuación de 15 minutos fue suficiente para obtener dos nominaciones a los premios Emmy. Este fue el primer espectáculo de la Super Bowl en conseguir dicho reconocimiento.

1984, el hito en publicidad 

Durante el Super Bowl de 1984 fue transmitido el que para muchos es el mejor anuncio de la historia. Se trata de un spot de Apple basado en el libro, 1984 de George Orwell, que en aquel momento rompió paradigmas con una critica importante para IBM.

El post-partido más visto de la historia

Para los medios, eventos como la final de la NFL representa una oportunidad para incrementar sus índices de audiencia. Esto va más allá del partido mismo; muchos productores realizan especiales para dar seguimiento a la conversación del Gran Tazón. Tal es el caso del especial  El día después del Super Bowl de la segunda temporada de la exitosa serie Friends, el cual es considerado como el post-partido más visto de la historia con una audiencia de 52 millones de personas y una cuota de preferencia del  46 pro ciento.

Más que el himno nacional

Durante la final de 1991, Whitney Houston realizó la que, para muchos, e s la mejor interpretación del himno nacional de Estados Unidos en un Super Bowl.

Regístrate a nuestro newsletter