Si odias que haya bebés cerca tuya en el avión, las aerolíneas empiezan a informar de dónde se encuentran situados

0
297
Imagen: Bigstock

Volar en avión es algo muy común para muchas personas en todo el mundo. Es por eso por lo que tener contentos a sus clientes es una de las principales preocupaciones de las aerolíneas de todo el mundo ya que quieren que sus pasajeros hagan su viaje de la forma más cómoda posible en ellas. Eso sí, la satisfacción del cliente es algo complicado para las aerolíneas ya que tener contento a cada pasajero puede convertirse en un verdadero desafío.

Sin duda alguna, uno de los problemas más comunes de quejas de pasajeros de avión es que se les siente cerca de otros pasajeros que viajan con bebés pequeños, sobre todo en los vuelos largos o con escalas de más de 10 horas de duración. Así que para paliar esto, dos aerolíneas japonesas han intentando ponerle freno a este problema.

Japan Airlines y All Nippon Airways son las dos aerolíneas que ofrecen este servicio

En concreto, se trata de las aerolíneas niponas Japan Airlines y All Nippon Airways que ya permiten a los usuarios de sus aviones el identificar dónde van a viajar padres o madres con niños menores de 2 años, para así advertir de la situación a un potencial “vecino” de asiento.

A la hora de reservar tu vuelo en sus aviones, podrás ver los típicos asientos verdes disponibles y otros con el símbolo de un bebé encima, para que así los viajeros puedan conocer si tendrán cerca a un bebé o no en el avión a la hora de reservar sus billetes de avión.

La decisión ha causado controversia en redes sociales

Eso sí, estas no son las únicas aerolíneas que luchan por contentar a los clientes que prefieren tener a niños lejos durante el vuelo. Por ejemplo, IndiGo, una aerolínea low cost de la India estableció zonas silenciosas en el año 2016, una zona en las que no podían estar pasajeros menores de 12 años. Algo parecido hizo AirAsia X, que también estableció una llamada “zona tranquila” en todos sus vuelos en el año 2017 y que consta de ocho filas de asientos que no pueden ser ocupadas por menores de 10 años.

En redes sociales, esta decisión de estas dos compañía japonesas ha causado gran controversia ya que algunos han celebrado la idea pero otros la han tachado de intolerante ya que “los bebés no eligen en qué momento llorar”, tal y como declararon numerosos usuarios.