Hay muchos elementos que deben cuidarse para maximizar el valor de un inmueble. Por una parte, es crucial que las personas vigilen, si es posible, que la construcción inicie de la mejor manera posible. Asimismo, también es recomendable certificar que todo el proceso se complete con los mejores factores disponibles a inversores y desarrolladores por igual. Pero uno de los elementos más determinantes es el tiempo que tiene algún edificio.

Es cierto que todo inmueble, con el tiempo, tiende a apreciarse. Sin embargo, hay muchas construcciones que tienen muchos años encima y tal vez no tengan los cuidados adecuados. Según Mayra Zamayoa, Broker de RE/MAX Más Inmuebles en Azcapotzalco, Ciudad de México (CDMX), apunta que hay tres opciones determinadas de qué hacer con el proyecto. Puede remodelarse, venderse o simplemente destruirse para construir algo más.

Pero antes de decidir qué hacer con el inmueble, la experta de RE/MAX apunta que deben estar muy claros tres puntos:

Conservar el inmueble

Zamayoa apunta que ésta es la mejor opción, si se quiere restaurar las condiciones de la construcción a un estado habitable. Sin embargo, advierte que esta decisión requiere una considerable inversión en el inmueble, de forma que “no pierda su esencia”.

Vender la construcción

Si es un inmueble que no le interesa conservar y la remodelación no es lo que está buscando o bien no se cuenta con el recurso, lo recomendable sería la venta. Lo más importante es buscar una buena asesoría para conocer las condiciones del mercado en la zona, y poderla comercializar adecuadamente.

Destruir el desarrollo

Finalmente, la experta de RE/MAX apunta que siempre es una opción liberar el espacio, siempre y cuando existan los recursos y se tenga una gran ubicación.

La recomendación sería construir algo nuevo en relación a las necesidades de la zona, logrando conservar su propiedad y lo más importante recibir una ganancia económica favorable. Lo importante es saber y conocer en qué posición nos encontramos para tomar la mejor decisión.