¿Qué esperar de la era Martino con la Selección?

Gerardo, el 'Tata' Martino inicia formalmente su era con México, lo que significa una nueva oportunidad recomponer el camino del DT y de la Selección

0
272
Imagen de Twitter @FEMEXFUT

Las últimas designaciones a entrenador en México han estado cargadas de un misterio innecesario si tomamos en cuenta que los resultados deportivos no han variado en 24 años.

Nombres de altos vuelos han sonado en toda esta etapa para comandar al tricolor, se han buscado diferentes perfiles e incluso se ha dado más oportunidad a extranjeros que a nacionales, interinatos y demás cuestiones que, por arte de magia, logren hacer que el equipo juegue bien y se llegue por fin al anhelado quinto partido, algo que se vuelve más posible en el momento en que se incluyan los 40 equipos y llegar a esa instancia no signifique progreso alguno.

Gerardo Martino tiene la experiencia de dirigir grandes planteles, estuvo en el banco del Barcelona así como de la Selección de Argentina, lo malo, es que sus resultados en ambos cuadros no fueron positivos.

Sin embargo, en su estancia con seleccionados y clubes de menor nivel sus números son positivos, algo que parece sentar bien en un cuadro azteca que está en plena renovación generacional.

Por lo que luego de seis meses desperdiciados con el ‘Tuca’ Ferreti por fin tocará ver al ‘Tata’ llegó con bombo y platillos de la MLS y parece que la prensa, directivos, jugadores y algunos aficionados están cómodos con el argentino; parecido para algunos como una versión más ligera de Bielsa, Martino tendrá como principal reto la paciencia, tanto la que él debe tener así como la que debe inculcar en sus jugadores.

Y es que aunque el tiempo otra vez sea justo, la transformación de una selección toma tiempo y si el ‘Tata’ quiere imponer su estilo de juego tendrá que recurrir a esta virtud para hacer entender sus ideas y, además, que no se distorsione el mensaje.

Martino tiene frente de sí dos partidos amistosos contra Chile y Paraguay, pero más allá del resultado, lo importante será ver su conocimiento del futbol mexicano, el resultado de sus seguimientos y ver si es capaz de poder ser el líder de una Selección que estuvo tomada por un grupo de jugadores que con pocos logros perdieron mucho el piso.

Gerardo tiene la oportunidad de regresar a la élite, de ser revalorado e intentar por fin dar ese golpe sobre la mesa que nunca ha llegado para el futbol local, y también es una oportunidad para ver a los dirigentes intentar trabajar a mediano plazo.