Se trata de una bebida de bajo contenido alcohólico, que resulta de fermentar mediante levadura seleccionada, el mosto elaborado con malta de cebada, arroz, maíz, lúpulo y agua.

La cerveza es una de las bebidas más populares y deliciosas en el mundo. De inmediato viene a la mente una buena cerveza alemana e incluso una mexicana.

Existen más de 500 tipos de cerveza en el mundo. Bélgica es el país con el mayor número de marcas de cerveza en todo el planeta. Pero México no se queda atrás en el consumo de esta bebida.

En México, la industria de la cerveza genera más de 55 mil empleos directos y otros 2.5 millones de empleos indirectos, gracias a que se trata de una de las bebidas favoritas.

Se define primero como el tipo de cerveza más antigua de la historia. La cerveza sour surgió cuando la cerveza era amarga, antes del descubrimiento de la pasteurización y la esterilización.

Amarga, ácida, aromática y con poco volumen de alcohol se puede detectar una cerveza de este tipo, pero sobre todo por ingredientes arriesgados como hongos y bacterias como Lactobacillus o Pediococcus, además de la Brettanomyces (considerada un error en el proceso).

Así es, los expertos cerveceros saben que estos ingredientes aunque parezcan agresivos, son los que dan el toque ácido y terroso que caracteriza al tipo sour.

Su aroma jamás oculta que es una sour. Este tipo de cerveza es exquisita aunque actualmente es rara de encontrar.

Tiene diversos subtipos:

Lámbica. Se elabora con base en la fermentación espontánea y su ingrediente principal es el trigo, de origen belga, cocinado en invierno y fermentado durante un año por lo menos, complementada con frutos rojos. Su distintivo son los microorganismos silvestres que flotan al aire libre para introducirse en la cerveza.

Flanders. Enormes tinas de madera esta cerveza en su fermentación. Sus ingredientes deben estar enfocados en frutas y vainilla, dependiendo de esto es que pueden derivar en una rd o en una brown.

American Wild Ale. Se parece a las lámbicas en la amplia gama de maltas que usan y formas de añejamiento, pero se hace en Estados Unidos, como hace referencia su nombre, y básicamente se distingue por una mezcla de ingredientes que surgen de la creatividad del maestro cervecero.

Gose. Originalmente se hacían en Alemania aunque ahora también en EU. Su base son el cilantro y la sal marina, con eso te damos una idea de que es una cerveza muy particular.