Ayer, 7 de octubre, el Movimiento Nacional Taxista (MNT) de México convocó paros para protestar contra el servicio de aplicaciones de transporte individual de pasajeros. Tal y como expresó Ignacio Rodríguez, presidente del MNT, “las empresas extranjeras violentan los derechos y leyes mexicanas y están ocasionando un grave desorden en México”.

Lo que está claro es que estas aplicaciones de transporte de pasajeros están prestando el servicio de forma “ilegal” y los transportadores se quejan de que los vehículos particulares no paguen las concesiones o licencias para funcionamiento que, por ley, sí que pagan los taxistas. Asimismo, el líder de la organización de transportistas rechazó que “un porcentaje de las ganancias de los servicios de transporte por aplicación vayan a otros países sin pagar ‘un peso’ al fisco mexicano”.

Uber y Cabify aún no se han pronunciado

Respecto a las peticiones de los taxistas, el Gobierno de la Ciudad de México ha expresado en un comunicado que “ha tomado varias medidas para acabar con la corrupción en los trámites relacionados con las concesiones de taxis. Otra de esas medidas es la primera fase de una aplicación telefónica gratuita para taxistas en la capital mexicana que está programada para salir al público a finales de 2019 y cuya finalidad será cerrar la brecha entre los servicios de aplicación y las concesiones de los taxis”.

Respecto al tema, aún no se han pronunciado empresas como Cabify y Uber pero en el pasado sí expresaron que ellos “no prestan un servicio pirata, pues son una aplicación que presta un servicio de tecnología, no de transporte”. Y es que, además, las autoridades dijeron que han sostenido más de 20 reuniones en los últimos tres meses con diferentes líderes del gremio de los taxistas pero que, hasta el momento, no se ha llegado a un acuerdo.

En redes sociales se han publicado alternativas por los problemas de tráfico

Ciudad de México fue, por su parte, la primera ciudad en América Latina que reguló los servicios de Uber. En julio del año 2015 se emitió una norma que creaba un registro de operadores, que es un impuesto destinado al fondo de transporte de la ciudad, un seguro obligatorio y además prohibía subarrendar las unidades. Tal es la importancia de Uber que la compañía presta servicio al menos 50 ciudades de México en la actualidad.

Tras los paros registrados ayer por los taxistas, las autoridades de movilidad la Ciudad de México hicieron un llamado a la población a tomar medidas y a través de Twitter se publicaron vías alternativas para evitar las congestiones viales. Las zonas más afectadas por el paro de transportadores serán el norte, poniente y oriente de la capital mexicana. Eso sí, los servicios de Metro y Metrobús operan de manera norma como alternativa a la movilidad de las personas, aunque algunas estaciones de Metro resultaron afectadas por la gran afluencia de pasajeros en horas de la mañana.