Para proteger a Lydia Cacho, España le otorga la nacionalidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La periodista mexicana, Lydia Cacho ha sido fuertemente perseguida por demostrar un red de trata de personas donde políticos y personas poderosas se encontraban involucradas y ahora España le da asilo y le otorga la nacionalidad

lydia cachoImagen: Wikipedia

La periodista mexicana Lydia Cacho es una de las mujeres mas reconocidas dentro del medio y uno de los rostros que son sinónimo de perseverancia, verdad y lucha, ha sido perseguida por años por grupos de alto poder, ya que a través de su trabajo ha denunciado una cadena de trata de blancas, en la cual diversos rostros de la política mexicana se han visto envueltos.

Lydya ha sufrido de persecución, tortura y recurrentes amenazas, sin embargo, su trabajo está enfocado en mostrar una realidad de la que poco se ha hablado. Ahora, Lydia cuenta con la nacionalidad española otorgada por el Consejo de Ministros del país de Europa.

De acuerdo con información del diario “El País”, los ministros otorgaron de inmediato la nacionalidad ante la petición de Cacho y fue nacionalidad por naturalización, esto gracias a su amplio trabajo periodístico, mismo que ha puesto en riesgo su vida y por esa razón, no tardaron en tomar la decisión.

“Su situación personal es vulnerable, pues ha sido víctima de torturas, ha sufrido más de seis atentados y está amenazada de muerte”, señala el comunicado difundido por el Ministerio de Justicia de España.

Después de casi tres meses Lydia Cacho fue naturalizada española, en cuanto a su caso, en México el tribunal federal exoneró a Kamel Nacif, quien fue acusado de torturar a Cacho hace quince años; él solo es uno de los implicados en el caso.

Además, de acuerdo con las magistradas de Quintana Roo, las cuales liberaron a Nacif, determinaron que Lydia Cacho sí fue torturada, aunque las pruebas presentadas no lograban determinar con certeza que las grabaciones presentadas, mismas que circularon en redes sociales, en las cuales se podía escuchar la supuesta voz del exgobernador de Puebla, Mario Marín.

Ante la falta de precisión de un nombre, no puede concluirse que entre todas las mujeres del mundo, los que intervinieron en la llamada se referían en específico a Lydia Cacho”, comentaron las magistradas.

 

Después de la exoneración de Kamel Nacif, Lydia intentó que el empresario no fuera liberado y pagara por sus actos, por desgracia, las pruebas no fueron suficientes y finalmente Nacif quedó en libertad.

El hombre que ordenó comprar una niña virgen de 13 años volverá a México, yo en exilio por impunidad, lamentó Lydia Cacho.

Lydia pide ayuda a España

Después del caso de Lydia, en el cual fue torturada y perseguida, la periodista decidió pedir ayuda al gobierno español, y así fue concedida la nacionalidad por medio de una carta de naturaleza, misma que se otorga solamente en casos “excepcionales”.

La persona solicitante debe jurar o prometer fidelidad al Rey y obediencia a la Constitución y a las leyes, debiendo renunciar a su anterior nacionalidad, salvo en las excepciones marcadas por la ley, como son los naturales de países iberoamericanos, Andorra, Filipinas, Guinea Ecuatorial, Portugal y los sefardíes”, se lee en el comunicado.

 

Además de Lydia Cacho, otras seis personas obtuvieron la nacionalidad española: la escritora brasileña y Premio Príncipe de Asturias de las Letras, Nélida Piñón; el autor teatral y actor argentino, Óscar Martínez; el periodista británico, William D. Chislett y la jugadora de ajedrez de Georgia, Ana Matnadze.
Además de raidelyn Padua, hija de una mujer de República Dominicana asesinada por su pareja en España, y la marroquí, Dounia el Ghorfi.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Lydia Cacho (@lydiacacho)

 

Tal vez te pueda interesar:

Chedraui fue víctima de fraude este Buen Fin y consumidores pagan daños

Conoce “Axolotitlán”, el nuevo Museo Nacional de Axolote

¿Premio Nobel de la Paz a AMLO? La propuesta de Patricia Armendáriz

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn