Recibe factornueve.com en tu email

Pablo Picasso fue acusado del robo de la Mona Lisa

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El robo de la Mona Lisa, lo que pareciera una historia de novela de misterio, fue una realidad el 21 de agosto de 1911, cuando la valiosa pieza de arte desapareció de las paredes del Louvre, enloqueciendo al país entero, tanto así que el gobierno cerró las fronteras del país y comenzaron rastreos por cada milímetro del territorio.

El cuadro de DaVinci, también conocido como La Gioconda, se esfumó frente a los 150 hombres que se encargaban de vigilar las 250 mil piezas de arte del museo, lo que claro era un chiste para ser un de los recintos artísticos e históricos más importantes del mundo.

Ante esto, las sospechas sobre quién habría sido el culpable de tan vil acto, debería ser un profesional en robos que decidió entrar al museo a escondidas, o simplemente alguien con una chaqueta que pudiera llevarse una pieza escondida, que fue lo que pasó.

Mona-Lisa-cuadro
Foto: Bigstockphoto

Lo crucial es que la policía decidió poner los ojos en dos personas, Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire, un par de artistas cubistas que fueron detenidos e interrogados por las autoridades gracias a sus discursos que apoyaban las propuestas radicales de Marinetti sobre la quema de museos y la destrucción de las obras para abrirle paso al nuevo arte.

Sin embargo, lo que más llamó la atención de la policía fue la Banda Picasso, conformada por Picasso, Apollinaire y Honore-Joseph Gery Pieret, quien tenía relación con el robo de otras piezas de arte, dos esculturas íberas del siglo 4 AC, y que implicó a sus dos amigos quienes compraron estas piezas.

Picasso-Apollinaire
Pablo Picasso y Guillaume Apollinaire.

Pieret decidió presentarse ante el diario Paris-Journal, el cual ofrecía 50 mil francos a quien tuviera información que pudiera ayudar a devolver el cuadro de la Mona Lisa al Louvre, para indicar que él había robado arte y se lo había entregado a unos amigos.

Luego de entrar en pánico, los artistas decidieron tirar las piezas al río Sena, las dos esculturas íberas del siglo 4 AC, pero no pudieron hacerlo, así que Apollinaire decidió entregarlas en la redacción del diario a cambio de anonimato, pero las autoridades lo descubrieron.

También ve: Convierte tus selfies en obras de arte con esta app

A principios de septiembre Apollinaire fue detenido y Picasso tuvo que ir a declarar, negando ante el juez el conocer al poeta; a pesar de que sí tenían arte robado, el juez los declaró inocentes porque no había pruebas sobre su participación en el robo de la Mona Lisa.

¿Y entonces? ¿Quién robó a la Mona Lisa? 

Luego de dos años de una minuciosa búsqueda, en noviembre de 1913 la policía logró detener a Vincenzo Peruggia intentando vender el cuadro al director de la Galleria degli Uffizi, en Italia, quien le delató a la policía.

Peruggia era un exempleado del Louvre que decidió entrar al museo a las 7 de la mañana disfrazado de un trabajador de mantenimiento para luego descolgar el cuadro, separarlo del marco y salir con la pintura bajo su gabardina blanca. 

¿Por qué? Una teoría es que, en un acto nacionalista o algo así, Vincenzo buscaba devolver la obra a Italia luego de que presuntamente hubiera sido robada por Napoleón, aunque algunos historiadores afirman que fue el mismo DaVinci quien la llevó a Francia en 1516 cuando el rey francés Francisco I se convirtió en su mecenas.

Lo único cierto es cierto es que el español Pablo Picasso, no tuvo nada que ver con el robo, aunque hay quienes afirman que sí conocía quién era el autor de tan sorprendente historia.

TAMBIÉN VE

Menos del 40% de los países en el mundo realizan cambio de horario

Más artículos