Cifras del US Department of Agriculture y USDA Foreign Agricultural Service estiman que el aceite de palma es el más consumido de los aceites vegetales en el mundo, seguido del aceite de soya y colocando en tercer lugar al de canola.

El consumo de estos alimentos ha determinado en mucho los productos que encontramos en el mercado y la dieta que llevamos a cabo, sin embargo, es importante tomar en cuenta qué alternativas especiales hay, para preparar alimentos tipo gourmet que ayudan a realzar los sabores y mejorar la experiencia de determinados platillos.

1. Aceite de pepita de uva

Este aceite, como su nombre lo dice, proviene de las pepitas de uva y es sumamente utilizado para aliñar ensaladas así como para preparar guisos, tal como lo puede ser un omelette.

Una receta muy práctica que hace uso de este aceite es con la que puedes preparar rebanadas de pan francés doradas.

Para prepararlas debes rociar aceite de pepita de uva sobre las rebanadas junto a ajo picado y perejil, cuidando que no sea demasiado ajo que termine amargando tus piezas.

Colócalas en un horno eléctrico el tiempo y temperatura adecuada, hasta que obtengan una consistencia dorada.

2. Aceite de ajonjolí

El aceite de ajonjolí es insaturado, lo que convierte su consumo en una opción saludable para complementar platillos gracias a que posee lecitina, haciendo de este producto clave en la preparación de alimentos.

Una receta muy sencilla es marinar una lata de atún (en agua y previamente drenado) en este aceite, hasta que adquiera una consistencia ligeramente brillosa, pues debemos recordar que solo dará un sabor especial antes de integrar la proteína a la pasta tipo espagueti, previamente cocida.

3. Aceite de aguacate

Una de las principales propiedades de este excelente aceite es su efecto antioxidante en las células de quien lo consume, siempre y cuando esto sea de manera equilibrada con su dieta y en porciones adecuadas.

El aceite posee ácido oleico y una alta concentración de ácidos grasos, además de vitaminas A y E, por lo que este producto se convierte en un valioso sustituto del aceite de oliva, principalmente cuando se preparan ensaladas.