Uno de los materiales que más dañan al planeta tierra es sin duda el plástico, pues no sólo se dedica a contaminar la tierra, sino que tarda años en desintegrarse, lo que lo convierte en un enemigo mortal para el ser humano… Hasta hace un par de días, que se descubrió una especie de oruga que puede ser un valioso aliado del ser humano.

Los investigadores de la Royal Society descubrieron que una especie muy peculiar de oruga puede alimentarse única y exclusivamente de este material imposible de desintegrar y tan difícil de reciclar, lo que puede ser una señal de que aún no estamos acabados.

Te recomendamos Semáforos anti-ruido, entre más toques el claxon, más se tarda en cambiar

Todo gracias a que las bacterias en el intestino de las larvas de polilla de cera, el nombre de su especie, son capaces de degradar el plástico, por lo que sería prácticamente el aniquilador natural de este material. 

Inclusive, el plástico puede servir como su único alimento durante todo un año, y de esta forma reducir considerablemente la cantidad de plásticos en todo el mundo, y evitar que se siga propagando por todos lados.

Pero ¿cómo lo hacen? Las polillas de cera depositan sus huevos en grietas y hendiduras de colmenas, de modo que sus larvas se alimentan de cera, propóleo y miel. 

No olvides leer ¿Cuánto cuesta un día sin mujeres en México? Esta es su fuerza económica

La estructura de la cadena de hidrocarburo de la cera que comen es similar a la del polietileno, uno de los plásticos más comunes y difíciles de descomponer, que genera una producción de 80 millones de toneladas anuales.

Sin embargo, los autores aseguran que no se trata del único plástico que puede comer, pues la presencia de las bacterias en su intestino puede degradarlo a un ritmo impresionante, pues 60 larvas pueden eliminar hasta 30 centímetros cuadrados de polietileno en menos de una semana.

Aunque puede tratarse de un gran aliado para el ser humano y combatir las grandes cantidades de plástico que abundan en tierra y mar, habrá que esperar las conclusiones de los investigadores, para saber cómo criar y controlar a estas larvas.

Te puede interesar Lady Gaga grabó ‘Stupid Love’ con un iPhone 11 Pro

Pues acabar con este material se ve muy complicado, ya que de acuerdo con el estudio, la producción mundial de plásticos aumentó a 348 millones de toneladas en todo el mundo para el 2017.

Regístrate a nuestro newsletter