Una combinación de truenos, una tonalidad lúgubre, aunado a una voz maléfica hicieron que el famoso grupo Black Sabbath pusiera las bases para el origen del heavy metal.

Ya que un día como hoy pero de 1970, hace 50 años, la música oscura del álbum con el mismo nombre fue lanzado a manos de los jóvenes Ozzy Osbourne, Geezer Butler, Tony Iommi y Bill Ward.

Ocho canciones y 42 minutos aproximadamente fueron suficientes para marcar un hito en la historia de la música al combinar sonidos lúgubres con un ritmo acelerado y una gran mezcla de instrumentos para crear un género de música que cambiaría la forma de utilizar los audífonos.

Sin embargo, el origen para la inspiración de su música surgió de un accidente, pues de acuerdo con información del medio El Imparcial, el guitarrista Iommi creó una prótesis para sus dedos después de perderlos en un accidente, y para poder tocar su instrumento, modificó su guitarra.

Por lo que utilizó cuerdas más finas que disminuyeron la tensión entre ellas, reduciendo el tono de afinación, lo que resultó en el característico sonido grave de Black Sabbath.

Una banda a la que no le pesan los años

A pesar de que su música comenzó hace 50 años, hoy en día tienen una cantidad impresionante de seguidores, pues de acuerdo con estadísticas de Spotify, la canción Paranoid del álbum Black Sabbath, tiene cerca de 300 mil millones de reproducciones a nivel mundial.

Además, Spotify compartió que la banda tiene poco más de 7 millones de usuarios frecuentes al mes, una cantidad muy grande.

Otros de los éxitos de la banda que son más escuchados son Iron man, del álbum Black Sabbath con 184 mil millones de reproducciones, y War Pigs del mismo disco con 101 mil millones.

Regístrate a nuestro newsletter