Recibe factornueve.com en tu email

Hay más de 9.700 muertes por coronavirus pero ¿por qué seguimos haciendo memes?

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hay una frase común que señala que el mexicano se burla de todo. Esa frase probablemente sea una de los lugares más comunes en el argot mexicano, y quizá no esté tan alejada de la realidad. Actualmente la herremienta más utilizada para expresar el humor es el meme.

Los memes ya son parte de la jerga común, sin ellos las redes sociales carecería de sentido y es muy probable que hasta las relaciones personales no fueran lo mismo. Hoy en día hacemos memes de cualquier cosa y bajo cualquier pretextos sin importar si éste es malo o bueno, sin importar de si se está en desgracia.

Recuerdo esa imagen de Guillermo del Toro diciendo “porque soy mexicano”. Ese meme definió la cosmogonía mexicana, bajo cualquier contexto se podía aplicar y aunque no somos ni tantito igual de sensibles que del Toro todos sabemos que el mexicano “toma en cuenta la oscuridad para contar la luz”, citando al mismo del Toro.

El mexicano se ríe de todo y de todos, basta recordar que hasta en el terremoto hicimos memes y aparecieron bolillos en todas las redes sociales. El humor mexicano se encuentra en una fina frontera entre lo chistoso y lo políticamente incorrecto. Ahora la llegada del coronavirus no es la excepción y en México hay parodias y hasta piñatas.

Pero ¿por qué no reímos de todo? Ya sabemos que el coronavirus es un virus letal que se ha esparcido con gran rapidez y a su paso ha dejado más de 9.700 muertos. Pero ¿por qué el mexicano se ríe de sí mismo, de su desgracia política, social, futbolística?

El recurso del humor parece sanar nuestros temores, parece ayudarnos en a digerir las cosas, es como nuestra palmada en el hombro, tal y como señala José Ramón Ubieto, psicólogo y profesor enla Universitat Oberta de Catalunya: “el humor es una estrategia para soportar esta incertidumbre y para hacer cada vez más familiar lo incierto y lo extraño”.

Aunque se trata sin duda un aliciente colectivo, pero a veces parece que nos reímos con crueldad. Da la impresión de que el mexicano vive en una desconexión emocional. Pero para Ramó Ubieto el humor es un factor importante para liberar la tensión, nos permite toamr cierta distancia de los acontecimientos. Por más sin sentido que parezca el humor no pretende banalizar un problema, ni normalizarlo, solamente nos ayuda a hacerle frente a la adversidad, enfrentarnos al asunto. La risa es la propia irrupción ante la razón, es la aceptación de la adversidad que nos rodea y al mismo tiempo el vehículo para hacerle frente.

Estos son los mejores memes que los mexicanos han hecho del coronavirus:

Más artículos