¿Eres buen cliente de Uber? 10 normas de etiqueta que debes seguir

0
465

México es uno de los países en los que más se utilizan aplicaciones de movilidad, en donde Uber se ubica como líder indiscutible. El mercado de aplicaciones dirigidas a servicios de transporte como Uber o Cabify tienen una demanda peculiar en mercados como el de China y México, quienes lideran en el uso de este tipo de servicios. Estimados publicados por Dalia Research advierten que estos dos países junto con naciones como Rusia, España y Brasil son los mercados en donde mayor demanda tienen estas aplicaciones.

No obstante, durante los últimos años, la relación entre los consumidores y los operadores de estas aplicaciones no ha sido la mejor. 

En diversos mercados, los conductores de Uber se han convertido en el centro e cientos de reclamos por parte de los usuarios que demandan un mejor servicio. Aunque mucha de la responsabilidad radica en los socios de este servicio, lo cierto es que también se han descubierto casos en los que los clientes son los responsables de escándalos y malos tratos hacia el personal de este tipo de plataformas.

Con esto en mente, Sharon Schweitzer, experta internacional en etiqueta de negocios, ha dado a conocer 10 normas de etiqueta para ser un buen cliente de Uber:

Pide el servicio cuando estés completamente listo para salir: Se trata de respetar el tiempo del chofer así como de otros clientes (cuando se solicita un Uber Pool).

Buen uso del contacto del conductor: Es correcto utilizar el contacto del conductor cuando, por ejemplo, hay mucha gente en el lugar donde esperas y llamas para describirle cómo estás vestida a fin de que te reconozca más fácilmente. De tal manera, lo mejor es contacta al conductor sólo cuando sea estrictamente necesario. Puedes distraerlo y resulta peligroso.

Aborda del lado correcto: Sube al auto del lado de la acera, no de la calle. Trata de sentarte en el asiento trasero en diagonal al conductor, para que puedas responder fácilmente sus preguntas sobre la ruta o el destino.

Lo cortes no quita lo valiente: Si algo no te gustó sobre la forma de conducir del chofer o de la ruta que abordó, coméntalo con cortesía. Si te ignora, deja que tu molestia se refleje en su calificación y siempre comenta por qué.

Conserva el auto limpio. Trata de no comer, beber, fumar, cambiar pañales o cualquier otra actividad que pueda ensuciar el auto. Recuerda que el vehículo no es tuyo y que otros pasajeros lo usarán después de ti.