Recibe factornueve.com en tu email

Descubren nueva secuela mortal de Covid-19 en niños y adolescentes

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El síndrome MIS-C puede afectar a los niños y adolescentes semanas después de infectarse con el coronavirus. Los expertos, tras publicarse el mayor estudio realizado en Estados Unidos sobre la afección, recomiendan a los pediatras estar atentos.

Muchos niños y adolescentes que desarrollaron el misterioso síndrome inflamatorio que puede manifestarse varias semanas después de contraer el coronavirus nunca tuvieron los síntomas clásicos de Covid-19 al momento de su infección, según el estudio de casos más grande hasta ahora en Estados Unidos y México.

El estudio, dirigido por investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), encontró que en más de 1000 casos en los que se disponía de información sobre si se habían enfermado por su Covid-19 inicial, el 75 por ciento de los pacientes no experimentaron tales síntomas. Sin embargo, de dos a cinco semanas después, se enfermaron lo suficiente como para ser hospitalizados por la afección, llamada síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico (MIS-C, por su sigla en inglés), que puede afectar diversos órganos, especialmente el corazón.

El estudio, publicado el 6 de abril en JAMA Pediatrics, afirmó que “se cree que la mayoría de las enfermedades MIS-C son el resultado de casos leves o asintomáticos de Covid-19” seguidos de una respuesta hiperinflamatoria que parece ocurrir cuando los cuerpos de los pacientes han producido su nivel máximo de anticuerpos contra el virus. Los expertos aún no saben por qué algunos jóvenes, y una cantidad menor de adultos, responden de esta manera.

“Eso significa que los pediatras de atención primaria deben tener un alto índice de sospecha de esto porque la covid es muy frecuente en la sociedad y los niños a menudo tienen una enfermedad asintomática en su infección inicial de covid”, afirmó Jennifer Blumenthal, intensivista pediátrica y especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Hospital para Niños de Boston, quien no estuvo involucrada en el estudio.

Los investigadores evaluaron 1733 de los 2090 casos del síndrome en personas de 20 años o menos que habían sido reportados a los CDC hasta enero.

Los resultados muestran que, aunque el síndrome es poco común, puede ser grave. Los datos de los CDC solo incluyeron pacientes que fueron hospitalizados. Más del 90 por ciento de estas personas jóvenes experimentaron síntomas que involucraron al menos cuatro sistemas de órganos y el 58 por ciento necesitó tratamiento en unidades de cuidados intensivos.

Muchos experimentaron problemas cardiacos importantes: más de la mitad desarrolló baja presión arterial, el 37 por ciento desarrolló choque cardiogénico y el 31 por ciento experimentó una disfunción cardiaca relacionada con la incapacidad del corazón para bombear de forma adecuada. El estudio afirmó que un porcentaje significativamente mayor de pacientes que no habían tenido síntomas de Covid-19 experimentaron estos problemas cardiacos, en comparación con aquellos que sí tuvieron síntomas iniciales de coronavirus. Un porcentaje mayor de pacientes que al principio fueron asintomáticos también terminaron en unidades de cuidados intensivos (UCI).

 

Con información del NEW YORK TIMES

Más artículos