En tiempos actuales, el rey del entretenimiento es Netflix. Aunque la plataforma de streaming aún no supera a la televisión, es cierto que son cada vez más las audiencias que deciden pagar una cuota mensual para acceder a contenidos bajo demanda en función de sus intereses.

De hecho, el negocio de la empresa de Los Gatos, California, parece no dejar de crecer. Proyecciones lanzadas por Nakono, indican que la plataforma de streaming podría registrar ingresos cercanos a los 249 millones de dólares durante este año.

La cantidad de usuarios que mes con mes suma el servicio así como el tiempo que las audiencias destinan a este espacio de entretenimiento, han otorgado a la plataforma más funciones que el mero entretenimiento.

Más que series y películas 

Así lo demuestra una extensión de Google Chrome que busca quitar algo de culpa a los usuarios que pasan horas -al parecer- desperdiciadas frente al contenido de la “N roja”.

Se trata de Learning Language With Netflix, herramienta que permite practicar idiomas gracias a los subtítulos de las producciones disponibles en la plataforma de streaming. De tal manera, el usuario podrá ver las transcripciones de los diálogos tanto en el idioma que se desea aprender como en el propio.

Además es posible activar una función que resalta algunas palabras seleccionadas para conocer su significado, lo que permite al usuario enriquecer su vocabulario en el idioma que se desea aprender.

Sus bondades, por tanto, permiten que las audiencias elijan el idioma para los segundos subtítulos, el tipo de traducción (una traducción más literal o más natural llamada “humana”), así como la velocidad en la que desean reproducir cada material.  

El recurso ha logrado conquistar a un gran número de usuarios en poco tiempo. Cifras de la propia compañía indican que sólo en febrero, aproximadamente 30 mil personas descargaron esta extensión. 

Fuente: Pinterest