Seguir una dieta es un verdadero reto para muchas personas, porque se trata de disciplina y organizar tus hábitos alimenticios.

Para hacer más sencillos los cambios en tus hábitos alimenticios, estos son cinco pecados que puedes cometer y no son otra cosa que acepciones al régimen de alimentos, mismos que tu nutriólogo te permite, en momentos en que la ansiedad te gana.

1. Comer chocolate
El chocolate es un producto que procesado se trata de una gran porción de grasa vegetal y en estado puro se denomina cacao.

Es importante que cuando decidas comer chocolate en tu dieta consideres opciones conocidas como semiamargas, pues estas contienen una mayor proporción de cacao.

También existes opciones libres de azúcar, lo que es un buen equilibrio, sin embargo se endulzan con sustitutos de azúcar, lo que no siempre es conveniente, sobre todo cuando estás consumiendo un exceso de estos en otros productos como las bebidas, por lo que el consumo de este tipo de productos debe ser periódico.

2. Consumir azúcar
El consumo de azúcar en pequeñas proporciones como lo puede ser la presentación más pequeña de una Coca-Cola, una paleta o incluso una cucharada cafetera de azúcar.

Lo que es importante respetar en el consumo de azúcar es el equilibrio y tipo de dieta que se lleva a cabo. Existen dietas con una restricción absoluta del consumo de azúcar, por lo que generalmente es en estas dietas en que el consumo de azúcar es visto como una medida de emergencia, mientras que otras dietas que si permiten el consumo de glucosa en alimentos como la fruta, es importante equilibrar lo que se consume en el resto del día.

3. Alcohol

Existen hoy en día en el mercado alternativas alcohólicas bajas en carbohidratos y contenido calórico que son muy buenas opciones para cubrir la cuota de bebidas que generalmente se permite a lo largo de la semana.

Ya sea de que se trate de un caballito de tequila, una cerveza o Whisky, la oportunidad es limitada y siempre que esté contemplada en el diseño de tu dieta.

4. Comida libre

La comida libre está permitida en muchas dietas y consiste en que solo un alimento de la semana podrá ser usado por la persona para comer los alimentos que desea. Esto no debe confundirse por un día libre, pues de lo contrario se logra un desequilibrio y no se cumple el objetivo del régimen, que es dar orden al consumo de alimentos.

5. Comida chatarra
La comida chatarra como lo son las papas, un Hot Dog, hamburguesa o similares son alimentos con calorías vacías, es decir, que su aporte nutrimental es escaso, por lo que estos deben consumirse en proporción con el resto de consumo de alimentos del día y de manera esporádica.