Los emojis se han convertido en parte fundamental de nuestras conversaciones durante el día a día y son, sin duda alguna, “la mejor forma de añadir personalidad a una conversación puramente textual” tal y como los define Jeremy Burge, fundador de la enciclopedia online de emojis.

Si aún no incorporas los emojis a tus mensajes diarios, a continuación te vamos a ofrecer 5 razones por las que deberías utilizarlos.

Inmediatez

En estos tiempos prima la inmediatez y los emojis cumplen esta función. No te hará falta teclear decenas de palabras para expresar una idea ya que con una basta y es que los emojis son directos y realmente prácticos.

Parecerás más amigable

Si utilizas emojis en tus conversaciones parecerás más amigable a la vista de los otros y esto se debe a que estás transmitiendo ideas y sensaciones a través de caras y objetos que se asemejan a los reales.

Con un texto, a veces puedes parecer frío mientras que con un emoji podrás transmitir cualquier tipo de emoción o sensación y parecer más implicado en la conversación.

Mejor comunicación

Los emojis suelen aportar una información extra o complementan lo que quieres decir con palabras, es decir, mejoran la comunicación. Cuando vemos un emoji, nuestro cerebro suele reaccionar igual que cuando vemos una expresión en la cara de una persona.

Así que al incluir emojis le estás dando énfasis al mensaje y es que el emoji, en un mensaje de texto, puede reemplazar a los gestos y expresiones faciales.

Elemento de diversión

Los emojis, en su mayoría, son elementos pictóricos divertidos y que causan gracia y simpatía. Si los usas con esta intención también estarás transmitiendo que eres una persona alegre, divertida y con un gran sentido del humor.

Lo que está claro es que, hoy en día, que es totalmente recomendable incluirlos en tus conversaciones porque son capaces de transmitir sensaciones que con palabras a veces no se puede.