10 elementos imprescindibles en el Día de Muertos

0
752
Imagen: Bigstock

Cada vez queda menos para la celebración de una de las tradiciones mexicanas con mayor arraigo: el Día de Muertos. Esta tradición perdura con el paso de los años y uno de sus principales insignias es el altar del Día de Muertos, que se ha convertido en una de las partes más importantes de la celebración.

Si eres mexicano, seguro que conoces todos los elementos imprescindibles que debe haber en un altar del Día de Muertos. Pero si no, no te preocupes ya que te vamos a ofrecer una lista con todo aquello imprescindible que te encontrarás en los altares de esta fecha tan especial para todos los habitantes de México.

Veladoras y cirios

Su significado es la luz, la fe y la esperanza que guía en este y en el otro mundo. Cada vela suele representar a un difunto y los cirios tienen algún motivo dorado, esto significa duelo. Si se colocan en forma de cruz implica los cuatro puntos cardinales que orientan el camino del ánima a su casa.

Agua

Es el reflejo de la pureza y ayuda a mitigar la sed del alma que viene de un largo camino. Además, fortalece su regreso.

Cempasúchil

Se trata de una flor que, por su olor y color, dirige a las ánimas a su hogar.

Copal e incienso

Es una fragancia de reverencia que purifica y limpia el ambiente. Además, su cometido es ahuyentar a los malos espíritus.

Arco

Se suele adornar con una flor de campasúchil y fruta, que representan la entrada hacia el inframundo.

Alhelí y nube

Sus colores se complementan con la flor amarilla. Debido a su pureza y ternura acompañan el alma de los niños.

Cruz

Se trata de un elemento introducido durante la evangelización. Se coloca en la parte superior del altar y, a veces, está formado con ceniza, otras con sal o pétalos de cempasúchil.

Pan

El pan del Día de Muertos es un elemento imprescindible en esta festividad y no puede faltar en los altares ya que representa a al fraternidad.

Fotografía del difunto

Otro de los elementos clave en cualquier altar que se coloca el Día del Muertos. Sirve para honrar a la persona que fue en vida y algunas comunidades ponen la imagen escondida par que solo se vea en un espejo; con ello dan a entender que se puede ver pero no existe.

Sal

Se trata de un elemento purificador que ayuda al cuerpo a no corromperse en su traslado. Es la parte esencial de la celebración del Día de Muertos y se cree que las ánimas regresan a disfrutar los platillos, a probar la fruta y a contemplar la flor cempasúchil que se les ofrece. Vivos y muertos, por lo tanto, se reencuentran en una dimensión que les permite convivir.