Con un 48 por ciento frente a un 40. 5 por ciento, Alberto Fernández es el nuevo presidente de Argentina. Impulsado por la exmandataria de centroizquierda Cristina Kirchner, después de estar alejado de la política hace años.

Fernández es un político peronista moderado y pragmático, que se desempeño de manera fructífera como jefe de gabinete del fallecido Néstor Kiechner, del 2003 al 2007 y también de Cristina en el 2008.

En futuro presidente de Argentina es desde hace 30 años profesor de derecho en la Universidad de Buenos Aires y aunque el ha mencionado a medios locales ser un “liberal de izquierda” se ha desarrollado en diferentes sectores.

Entre estos el sector ultraliberal, como el de Domingo Cavallo y a populistas de izquierda como Kirchner.

¿Qué es el peronismo?

Como mencionamos antes Fernandez es político “peronista moderado y pragmático”, esto quiere decir que basa sus decisiones políticas en este idealismo. 

El peronismo o justicialismo es un movimiento político que surgió en Argentina a mediados de 1940, alrededor de Juan Domingo Perón y un considerable número de sindicatos. Este agrupa una serie de corrientes diversas, no del todo precisas, ni contantes a lo largo de la historia.

Desde su surgimiento el peronismo fue definido como un movimiento nacional, que englobaba un sector social denominado, clase trabajador. De igual manera es retomado por aquellos que prometen y luchan por una justicia social, soberanía política e independencia económica.

Fiel a esta ideología y sus propuestas innovadoras y creativas, le permitieron su victoria. Pues Alberto Fernandez esta muy decidido a solucionar las turbulencias financieras en Argentina.

¿Cuál es el estado de la economía actual en Argentina?

Durante el 2011 el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para evitar la fuga de dólares, la economía se había cerrado al exterior y Argentina no tenía acceso al crédito para hacer frente a sus gastos.

Al entrar Macri a la presidencia este tuvo que lidiar también con la distorsión de precios relativos debido a la millonaria política de subsidios, aplicadas sobre el transporte público de pasajeros, el combustible, el gas y la electricidad.

Servicios que lograron ser de los más baratos de América Latina durante el gobierno de Kirchner. Este a su vez fue dejando una inflación de casi el 27 por ciento en 2015.

Hoy Argentina sufre una gran inflación, el precio del dólar es superior a su jornada anterior, la cotización de este es de 60 peso argentino y para la compra es de 65 en el mercado de cambio, según el promedio que realiza diariamente el mercado interbancario.