Las dificultades que muchos automovilistas han tenido que sortear por las recientes acciones contra el robo de combustibles y el desabasto de gasolina en algunas regiones de México obligan a pensar en nuevas alternativas no sólo para quienes están en el gobierno, sino también para los consumidores de este energético.

Una de las maneras de lograrlo es a través de un uso menor de este tipo de combustible, lo que se puede concretar por medio del uso de la bicicleta y otras acciones, como la adquisición y uso de vehículos híbridos o eléctricos.

Si bien la medida puede resultar costosa -datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz indican que los precios de automóviles híbridos y eléctricos oscilan entre -323 mil 600 hasta los dos millones 899 mil 900 pesos- concretarla puede garantizar una reducción considerablemente en el consumo del combustible derivado del petróleo -híbridos- o prescindir completamente de su uso.

A continuación se enumeran otras ventajas que traería consigo el uso de vehículos no contaminantes en México.

1- Los autos híbridos y eléctricos están exentos del pago de tenencia y verificación vehicular.

2. Los componentes de estos vehículos están diseñados para tener una mayor durabilidad que los autos convencionales, lo que reduce costos de mantenimiento.

3. Además del ahorro financiero al no comprar gasolina, se reducen las emisiones contaminantes que eres capaz de generar, lo que resulta muy beneficioso para tu entorno y su conservación.

Sin embargo, hay desventajas todavía en el uso de estos modelos además de sus costos elevados, a continuación se enuemran algunas de ellas.

  • Existen aún pocas estaciones de carga eléctrica en México.
  • Las que hay son de carga lenta, por lo que necesitan hasta siete horas para una carga competa de batería.
  • Se necesita de un permiso especial de Comisión Federal de Eelectricidad para instalar un cargador privado en tu casa.