Se acaban los cursos y para muchos eso es sinónimo de vacaciones. Seguramente ya tienes tus planes bien organizados, sin importar que eso signifique quedarte en casa y ponerte al día con todas las series.
Según datos de Nielsen, los mexicanos que salen de la ciudad gastan alrededor de nueve mil pesos, mientras que los que se quedan invierten en promedio poco más de tres mil pesos. Eso confirma que la Semana Santa es una temporada alta en gastos, pero hay varias formas de recortarlos para que no crucifique tu presupuesto.

Sigue las recomendaciones y lograrás optimizar tu tiempo, dinero y descanso de una manera inteligente.

No pierdas la cabeza

Es normal que en vacaciones pienses que mereces darte gustos porque has trabajado todo el año, y es cierto, pero viajar ya es una recompensa así que no pierdas la cabeza comprando todo lo que se atraviese o pidiendo una botella de vino extra en un restaurante costoso. Tener autocontrol es el consejo más importante para no despilfarrar dinero.

Haz un presupuesto

Ya hemos dicho que la gran mayoría de los mexicanos no respetan su presupuesto, pero es mejor pasarse por poco que no tener uno. Revisa tus cuentas y calcula cuánto gastar al día. “Es muy importante que haya un límite y pienses que cuando regreses de las vacaciones tendrás que pagar las deudas que hayas adquirido o sobrellevar los gastos hasta la próxima quincena”, explica el especialista de Fintonic.

Utiliza la tecnología a tu favor

¡Olvídate de registrar mentalmente o en un papel tus gastos diarios! Para eso ya existe la tecnología que te ayuda a monitorear lo que pagas con tarjetas bancarias, cuánto estás pagando en aplicaciones de taxis o en servicio de comida. Fintonic permite establecer alertas de gastos y categoriza todas las compras que hagas con tus tarjetas, para que sea sencillo visualizar en qué se va tu dinero.

Olvídate del efectivo… por un rato

No solo es más cómodo pagar todo con tarjeta, sino que al hacer los pagos de forma electrónica podrás checarlos con facilidad en la app de Fintonic. Tener dinero en efectivo te hará gastar más, y aunque en algunos Pueblos Mágicos y playas lo vas a necesitar, retira un monto específico al día y respétalo.

Visita el súper

Las vacaciones son para relajarse, pero sin importar que salgas o te quedes en casa, no puedes dejar de preparar una comida al día. Haz tu despensa con productos básicos y prepara snacks para llevarte a la playa o al paseo; si te quedas en casa, no te entregues a las apps de comida, de hecho tienes más tiempo para cocinar con gusto.

Aléjate de las gift shops

Es muy común entre los mexicanos querer llevarle souvenirs a todo el mundo, pero en vacaciones cortas solo vas a dañar tus finanzas. Si quieres, compra una bolsa grande de dulces o chocolates y reparte a todos por igual. En las gift shop vas a perder tiempo, dinero y seguramente nadie conserve el llavero que elegiste.

Camina y usa transporte público

No hay mejor manera de conocer un lugar que caminar por sus calles, así que si visitas otro sitio, trata de evitar las apps de taxis para que ahorres ese dinero y lo puedas gastar en experiencias. Además, 3 de cada 4 mexicanos no salen de viaje, así que los se quedan en casa podrán disfrutar el transporte público más vacío.

“Es normal que en las vacaciones aumenten los gastos, incluso cuando no salimos de vacaciones porque pensamos que son días para liberarnos de la cotidianidad sin importarnos el monto, pero también son un buen momento para aprender a administrar el dinero de forma adecuada. Se trata de divertirse unos días y mantener las finanzas sanas por el resto del año”, concluyó Borja de la Rica.