Luego de más de 20 años carrera y tras no haber llegado a un acuerdo con los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady anunció que dejaría el equipo en el que desarrolló toda su carrera y con el que se coronó el seis Super Bowl.

Mediante un emotivo comunicado publicado desde su cuenta oficial, el quarterback agradeció a su ahora ex equipo las dos décadas que le permitieron ser parte de sus filas, así como por los aprendizajes adquiridos y los valores ganados, al tiempo que refirió que ahora es el momento de abrir una nueva etapa en su vida profesional y personal, en donde todavía no tiene nada claro.

¿Quién busca a Brady?

Esta decisión se dio luego de que, según la prensa especializada de estados Unidos, el equipo de Boston ofreciera al QB quedarse un año mas con la agrupación, aunque con un sueldo menor al que había estado cobrando en años recientes.

Con 42 años, Brady es una de las figuras más populares y cotizadas dentro de la NFL. Recientemente fue seleccionado en el puesto 199 (sexta ronda) en el draft de 2000, tiene seis años como campeón del Super Bowl y ha sido nombrado MVP de la NFL en tres ocasiones.

Estos logros lo convierten en una pieza sumamente atractiva para cualquier equipo. No obstante las escuadras que busquen conquistar a Brady deberán cumplir cuando menos dos condiciones que se sumarán a un alto sueldo por temporada.

De acuerdo con reporte de ESPN, el quarterback exigiría a su nuevo equipo la posibilidad de intervenir en la toma de desiciones relacionadas con la construcción del equipo así como a la estrategia del juego ofensivo.

Con estas condiciones en mente, y de acuerdo con medios deportivos de Estados Unidos, los Los Angeles Chargers y Tampa Bay Buccaneers sería los equipos más interesados en sumar a Tom a sus filas.

El sueldo del QB

Como se mencionó el verdor problema entre Brady y los Pats fue la falta de acuerdo en el contrato del jugador que más de una vez fue negociado en función al sueldo de Tom.

Luego de dos negociaciones previas (en 2002 y 2005) que incrementaron su sueldo de 866 mil dólares a 60 millones, hacia la primera década de los años 2000, Brady se convirtió en el jugador mejor pagado de la historia al firmar un contrato por 72 millones de dólares por cuatro años.

No obstante, dos años más tarde, una nueva estructura de contrato llegó, con la que el mariscal de campo pasó de tener un sueldo de 5.75 millones a sólo 950 mil dólares.

De aquí en adelante, entre ajustes al contrato y nuevas firmas la situación comenzó a ganar tensión, hasta que el año pasado, Brady firmó un nuevo acuerdo con el que cobraría 23 millones el primer año, 20 el segundo y 32 el tercero; no obstante, ambas partes podrían ajustar las condiciones a placer. Lo que sucedió después ya es historia.

Regístrate a nuestro newsletter