Conocer personas a través de aplicaciones ya no es un secreto para nadie, pues se trata de una forma diferente de conocer personas, sin embargo, estas apps en ocasiones piden muchos datos personales, tal es el caso de Tinder.

De acuerdo con un análisis realizado por WeLiveSecurity, el sitio de noticias oficial de la compañía de seguridad informática ESET, Tinder le pide a los usuarios información muy sensible que puede poner en riesgo a la persona.

Todo comienza al momento de crear una cuenta, pues en este proceso es cuando más información personal queda expuesta, ya que para muchos usuarios es sencillo acceder a Tinder con Facebook o Instagram, por lo que esta vinculación es un motivo para preocuparse.

“Debemos pensar que tanto en Facebook como en Instagram se almacenan fotos e información personal relacionada a nuestros gustos e intereses que quizás no queremos compartir. Sobre todo si tenemos en cuenta que mucha de esta información queda expuesta públicamente y puede ser utilizada por personas u organizaciones para los más diversos fines”, indica Mario Micucci, investigador de seguridad de ESET.

Aunque también es posible acceder al sitio creando una cuenta especial para Tinder, la mayoría de los usuarios terminan por hacer lo más sencillo, que es vincular una cuenta existente en redes.

Sin embargo, el especialista en seguridad menciona que además de lo que se vincula, Tinder solicita a los usuarios más información sensible, que quizá para muchos no sea nada, pero la verdad es que pide demasiado, por ejemplo:

Nombre, edad, nombre de la empresa donde trabajas, puesto, escuela donde estudias, dónde vives, tú género e inclusive tu edad, por lo que “no son pocos los datos recabados por la aplicación, o por lo menos más que los suficientes para armar un ataque de phishing dirigido. Por lo tanto, los usuarios deben ser conscientes de los riesgos asociados a la publicación de información personal, ya que nunca se sabe qué puede pasar con esa información o cómo la utilizan”, añade Micucci.

Una app “popular”

Además, recientemente se publicó que la Comisión de Protección de Datos (DCP por sus siglas en inglés) en Irlanda, abrió una investigación contra Tinder y otros servicios similares por la mala gestión de los datos personales que tienen de los usuarios registrados.

Sin embargo, la aplicación tiene poco más de 100 millones de descargas en la tienda de aplicaciones de Google, y poco más de 3 millones 700 mil comentarios acerca del funcionamiento