La gran ventaja de los bienes raíces es que están al alcance de prácticamente toda la población. No solo hay un sinfín de herramientas para facilitar encontrar el inmueble, ya sea vivienda o negocio, ideal para cada caso. También hay programas y apoyos que dejan que hasta los consumidores más humildes puedan aspirar a comprar el edificio de sus sueños. Por supuesto, hay proyectos y desarrollos que son mucho más difíciles que el resto del mercado.

Entre más grande o costoso sea un inmueble, por lo general requiere que las personas tengan un conocimiento más experto de la industria para poder hacer valer su inversión. Pero también la parte geográfica influye significativamente la complejidad de los bienes raíces. Según la zona, puede ser más difícil concretar la adquisición de casi cualquier propiedad. Y en el caso de un proyecto en el extranjero, las personas necesitan más ayuda para llegar a buen puerto.

Un punto clave para comprar un inmueble en el extranjero

De inicio, todas las personas necesitan de un asesor de bienes raíces cuando pretenden comprar alguna propiedad. Estos expertos ayudan a que las personas puedan analizar el valor de los edificios, determinar si las operaciones son convenientes y detectar posibles problemas o retos con anterioridad. En el caso preciso de un inmueble en el extranjero, Ricardo A. Bolio Camara, Broker RE/MAX Instantips en Ensenada, es más importante contar con este apoyo.

El asesor tiene que explicar el proceso completo de compraventa del inmueble. Asimismo, debe describir los precios e impuestos que tienes que pagar en su país. En este sentido, los inversionistas tienen que revisar si cuentan con el dinero suficiente considerando los gastos y costos de escrituración. Asimismo, hay que poder transferir sin problemas desde tu banco en el momento que sea necesario. Y por supuesto, todo esto antes incluso de hacer una oferta.

Según el experto de RE/MAX, aventurarse a la compra de un inmueble en otro país sin la ayuda de un asesor puede ser muy arriesgado. Y es que no solo se pone de por medio el patrimonio de las personas. Por la naturaleza internacional del acuerdo, la gente se expone a quebrantar reglas y leyes de otras administraciones. Así que tener a un profesional que sepa de bienes raíces en el lugar de interés es una ventaja que realmente no puede pasar por alto.