La inversión en bienes raíces puede probar ser muy conveniente para las personas. Con la ayuda de los agentes correctos, la compra de un inmueble es de las mejores formas para que las personas incrementen su patrimonio. Y es que no solo es un mercado estable, en el que es muy difícil perder si se hace cuidadosamente. Además es particularmente flexible, ya que permite a la gente poner su dinero en el proyecto que más se ajuste a sus necesidades.

En este sentido, invertir en un inmueble en el extranjero también es una opción. Para la gente que tenga los papeles y capacidad para lograrlo, puede resultar en ganancias superiores a las que son posibles dentro del país. Suponiendo, claro, que se escoja la zona correcta para el proyecto. ¿Cuál es, entonces, el mejor lugar fuera de México para invertir en bienes raíces? Rodrigo Peña Porchas, Broker de RE/MAX Titanium en Hermosillo, Sonora, tiene la respuesta.

La mejor ciudad extranjera para invertir en un inmueble es…

De acuerdo con el experto de RE/MAX, el honor corresponde a la ciudad-estado de Singapur. La “Perla de Asia” no solo es punta de lanza en el crecimiento económico del continente. Según Peña Porchas, tiene una combinación inigualable de costo promedio de inmueble, turismo, seguridad, regulaciones legales, estabilidad y condiciones meteorológicas. Eso sin contar con su peculiar mezcla arquitectónica entre proyectos modernos y barrios tradicionales.

Con el cuarto producto interno bruto per cápita más alto del mundo, el estado financiero de Singapur ha hecho que la compra de propiedades sea costosa. Sin embargo, para la gente y los inversionistas con mucho dinero, ésta es una condición que vale la pena aceptar al querer comprar un inmueble. La inversión en bienes raíces que se realice, seguirá generando grandes cantidades de ganancia, sin importar lo que suceda con la economía en el resto del mundo.

Asimismo, el experto de RE/MAX comenta que los datos del Índice de Precios de Propiedades de Singapur muestran un importante crecimiento en la demanda de bienes raíces. Esto incluye desde viviendas hasta locales comerciales. Así pues, invertir en un inmueble, para arrendar o comprar, sería una decisión positiva en el largo plazo. En especial considerando fenómenos como el Brexit, que ponen riesgo en otros mercados antes atractivos, como lo era Europa.

Regístrate a nuestro newsletter