Senado aprueba la Ley de Ingresos y la envía al Ejecutivo

La Ley de Ingresos de la Federación 2019 fue aprobada por un monto de 5.8 billones de pesos, incluye ingresos adicionales de 23 mil 768 millones de pesos a la propuesta del Ejecutivo.

0
403
MONEDAS
Foto: Bigstock

El Senado mexicano aprobó este jueves la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para 2019, en medio de reclamos de la oposición y de la defensa de los legisladores de Morena.

Luego de varias horas de sesión parlamentaria, con 68 votos a favor y 52 en contra en lo particular a las reservas realizadas por 30 senadores de oposición, se avaló la ley que entrará en vigor el 1 de enero como parte del primer paquete económico del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Con críticas por parte de los grupos parlamentarios del PRI, PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, por el rechazo de Morena, el PT y PES para eliminar o disminuir el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS) a las gasolinas, se envió al Ejecutivo Federal para sus efectos constitucionales.

La Ley de Ingresos de la Federación 2019 fue aprobada por un monto de 5.8 billones de pesos, incluye ingresos adicionales de 23 mil 768 millones de pesos a la propuesta del Ejecutivo, los cuales se obtendrán del combate a la facturación falsa realizada por “empresas fantasmas”.

De los 5.8 billones de pesos que se estima obtener por concepto de ingresos para el año próximo, 3 billones 311 mil 373.4 millones de pesos (3.3 billones) corresponden a impuestos.

Asimismo el marco macroeconómico de la LIF para 2019 prevé un crecimiento real de entre 1.5 y 2.5 por ciento anual; en particular, para las estimaciones de finanzas públicas se considera un crecimiento puntual de 2 por ciento real.

De acuerdo con la Ley de Ingresos turnada al Ejecutivo Federal, para el cierre del año próximo se proyecta una inflación de 3.4 por ciento, un tipo de cambio nominal promedio de 20 pesos, una tasa de interés nominal promedio de 8.3 por ciento.

Para la mezcla mexicana de crudo de exportación se considera un precio de 55 dólares por barril y una plataforma de producción de un millón 847 mil barriles de petróleo diarios.

La Ley de Ingresos contempla un déficit público de 2 por ciento del PIB, un superávit primario de 1 por ciento del PIB y meta un déficit para los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP) de 2.5 por ciento del PIB para 2019.