Como parte de los cambios que se prevén con la entrada del nuevo gobierno, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha anunciado  un aumento en el salario mínimo vigente para escalar de 88.36 pesos al día que hoy representa, a 102.68 pesos a partir del 1 de enero de 2019.

Este aumento se hará efectivo en el todo el territorio nacional a excepción de la franja fronteriza con Estados Unidos, donde se prevé que el la subida salarial llegue al doble, es decir,  172.72.

Esta nueva política de salarios mínimos fue anunciada por el mandatario mexicano y también por la secretaria del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde, quien aseguró que este aumento forma parte de una  “una deuda histórica” que el gobierno federal ha adquirido con la clase trabajadora del país.

En el acto también estuvo presente la secretaria de Economía, Graciela Márquez, quien aseguró esta  iniciativa será capaz de paliar  la violencia generalizada que  afecta al país gracias a los aumentos en los índices de delincuencia en el país.

El acto reunió a líderes de diferentes sectores laborales del país, tales como el dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón; el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur); Isaías González, secretario de la General de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC); Carlos Aceves del Olmo, secretario general de la Confederación de Trabajadores de México (CTM); Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas; Francisco Hernández Juárez, del sindicato de telefonistas; Agustín Rodríguez Fuentes del sindicato de la UNAM; Martín Díaz Covarrubias del sindicato de pilotos; Ricardo del Valle del sindicato de sobrecargos; el presidente de la Comisión de Trabajo del Senado, Napoleón Gómez Urrutia, y en la Cámara de Diputados, Manuel de Jesús Baldenebro, así como el presidente de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, y el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.