Raúl Jiménez, un lobo que caza en solitario

Raúl Jiménez vive su mejor momento como delantero en el futbol de Europa, algo que lo proyecta a mejores equipos, pero que quizás no sea lo mejor para él

0
17
Imagen de Twitter @Raul_Jimenez9

El delantero mexicano de los Wolves, Raúl Jiménez está en boca de todos, el buen momento que vive el jugador lo sitúa en la mira de la prensa deportiva del país así como en otras partes del planeta y es que se ha dicho que el conjunto inglés compraría la carta del mexicano en lo que se convertiría en el fichaje más caro del cuadro portugués.

Sin embargo, y a pesar de las condiciones que presenta Jiménez como hombre de ataque, los reflectores no terminan de situarse al frente de este jugador que fue capaz de con un chilena ante Panamá devolver un poco de esperanza durante unas eliminatorias tortuosas como las que se vivieron rumbo a Brasil 2014.

Aquel que tiene una efectividad sobresaliente al momento de cobrar penales o de este hombre que también fue parte del plantel que se colgó la medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Más bien parece que constantemente Jiménez va en contra de la corriente, y es que ya asentado como delantero del América, el entrenador en ese momento, Miguel Herrera, apostó por un extranjero (Narciso Mina) en lugar de dar continuidad al proceso de formación del entonces juvenil.

De rasgo serio, el delantero mexicano logró su cometido y se fue al Atlético de Madrid en donde a pesar de múltiples oportunidades no pudo hacerse de un puesto en el once de un equipo que por sobretodo maneja lo físico aun cuando se trate de los delanteros.

Su llegada al Benfica supuso una nueva oportunidad y otra vez, alejado de la prensa e incluso con altibajos pudo permanecer en la plantilla.

Si bien no se trata de un jugador fuera de serie o que tenga la capacidad de sobre sus hombros de solucionar aspectos en un partido; Jiménez vive un presente satisfactorio conforme la medida de sus posibilidades.

Derivado de su buen momento se dice que sus días en el equipo inglés están contados, pero aquí la pregunta tendría que plantearse de diferente forma, ya que a sus 27 años por fin logró la estabilidad y resultados en un equipo, por lo que bien valdría consolidarse en el Wolves, ¿de qué serviría mudarse a un mejor cuadro si volvería a la banca? Acaso no es mejor seguir en este conjunto, lograr ser un referente, ¿ser ese lobo que caza solitario?.