Recibe factornueve.com en tu email

#PortfolioDay se hace tendencia y diseñadores y fotógrafos muestran su talento

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Hoy se celebra el #PortfolioDay  y en redes sociales los diseñadores y fotógrafos compartieron sus obras para que todo el mundo las conozca, y FACTOR NUEVE queremos que conozcas algunas de los más hermosos portfolios de estos grandes talentos del diseño.

Un portafolio de diseño gráfico es la cara de cualquier profesional en este campo. Es como la tarjeta de presentación a cualquier puesto o trabajo que desee desempeñar cualquier diseñador. Por eso es muy importante que esté a la altura.

 

 

Portfolio de diseño gráfico: que debe incluir

Un portafolio de diseño es como una representación visual de los logros o proyectos que el artista ha logrado hasta el momento; lo que permitirá al cliente sacar una conclusión sobre cómo será el desenvolvimiento del artista.

resta atención a lo que incluyes

En un portafolio no deben ir todos y cada uno de los proyectos que ha creado, por lo que deberás elegir las piezas delicadamente. Cuando se realiza un portafolio lo ideal es mostrar distintos proyectos para que el cliente pueda ver la amplia variedad de habilidades y capacidades que posees.

Destaca tus bestseller

Los diseñadores se caracterizan por su ojo crítico y, durante la creación de un portafolio, es de gran utilidad. Es decir, debes ser muy crítico con tus trabajos para elegir los mejores y más fuertes.

Cuando nos referimos al más fuerte hablamos de aquellos proyectos que tuvieron un gran éxito, además de buenas críticas y resultados. En pocas palabras, las obras de las que tienes más orgulloso y que no te cansas de mirarlas.

Si colocas en tu portfolio de diseño gráfico piezas de este nivel, te garantizas la atracción y el impacto que buscas de cara a conseguir nuevos proyectos.

Opta por la variedad

En tu portfolio no incluyas solo un diseño particular, como páginas web o ilustraciones. Muestra siempre variedad. Pero ojo, porque esto no significa que todo no deba funcionar en conjunto, ya que, a pesar de la variedad, debes asegurarte que todo parezca un trabajo realizado por la misma persona.

Cuidado con la cantidad

Es bueno mostrar variedad, pero tampoco es adecuado saturar al cliente con demasiadas muestras. En muchos casos, aquellos diseñadores que sobrecargan su portafolio con muchas piezas pierden el interés y la capacidad de atención del espectador.

Esto se debe a que la cantidad de trabajos que expongas no aumentará el interés del espectador, porque este solo verá las piezas más destacables o de su interés. Si lo recargas, esto puede ocasionar que el interesado no siga avanzando para ver tu obra estrella o que no consiga una obra del formato que busca. 

Portafolio en línea o físico

Con las facilidades digitales que existen en la actualidad, es normal tener dudas sobre qué es mejor. Claro que, la mayoría de diseñadores no lo dudan y optan por utilizar portafolios en línea, obteniendo unos excelentes resultados.

Sin embargo, los métodos tradicionales en físico siguen siendo un soporte destacable en cualquier entrevista para realizar un trabajo u proyecto, especialmente si es un diseñador especializado en obras de impresión.

Así que te recomendamos que combines ambas cosas.

Una alta resolución en las obras es indispensable

Si su portfolio es completamente en línea, es probable que todas las obras se vean bien aunque estén reducidas en su tamaño para que no ocupen tanto espacio. Peor ojo, porque si las vas a imprimir para presentarlas en físico, es importante tener las fotos o ilustraciones en alta resolución. Hazlo siempre desde un comienzo, para satisfacción del cliente y para poder mostrarlo en gran calidad.

Cuanta mayor calidad tengan tus obras, mayor será el grado de profesionalidad que conseguirás expresar al espectador. Y esto también te facilitará la promoción de sus obras a través de las redes sociales.

Actualiza el portfolio

Un portafolio de calidad siempre marca la diferencia. De hecho, el portafolio es un registro de tus obras y debe ir evolucionando al mismo paso que evoluciona el diseñador gráfico.

Una de las experiencias más gratificantes para cualquier diseñador es ver cómo va evolucionando su portfolio, cómo va mejorando a la hora de crear contenidos relevantes y se van adquiriendo nuevas capacidades y habilidades. Por eso es importante que lo vayas actualizando.

Por lo que si tu portfolio como diseñador se ajusta perfectamente a lo que el cliente busca, recibirás muchos trabajos y te irá mucho mejor. Así que no dudes en tener todos estos puntos en cuenta. Conseguirás resaltar tu trabajo.

Más artículos