Todos quisiéramos contar con un amplio espacio para el desarrollo de las nuestras actividades, pero la realidad muchas veces supera los deseos.

Lo cierto es que es común que haya poco espacio disponible y la mejor manera de resolver esta dificultad es a través del aprovechamiento del que sí hay. Existen muchas acciones que se pueden realizar.

Sigue las recomendaciones que se enumeran a continuación.

Determina el espacio que tienes disponible y a partir de ello ello podrás  buscar y seleccionar el mobiliario más adecuado para evitar que tu espacios se sobrecargue.

Usa muebles multifuncionales, los cuales resultan ser muy prácticos para guardar y colocar diferentes objetos. Con esta acción podrás potenciar ellas dimensiones del lugar, por más reducidas que sean.

Aprovecha colores claros tanto en tus muebles como en la decoración. Además de ofrecer una sensación estimulante y alegre, la luz que ofrecen estas tonalidades hará que el espacio se vea mayor.

Integra los accesorios correctos, los cuales deben ser también claros y no tener dimensiones demasiado grandes: cuadros, lámparas de pared, lámparas de pie. UNa buena alternativa es integrar espejos.

Usa módulos divisores, los cuales ofrecen y funcionalidad además de que permiten dividir espacios.