El mundo del arte y la cultura ha sido cimbrado con el incendio que dañó, seguramente de manera irreparable, la iglesia de Notre Damme en París Francia.

Hablamos de una de las más emblemáticas construcciones de Paris, la capital francesa, ejemplo de la arquitectura gótica, que prevaleció en los primeros siglos de segundo milenio representó una transición entre el tradicionalismo de la Edad Media y un mundo donde el arte y la ciencia fueron adquiriendo una relevancia cada vez mayor… fue justamente la aqriuetcura un botón de muestra de la evolución humanista de la época.

Notre Damme se edificó entre los años 1163 y 1345 y tuvo ciertas adecuaciones a su estructura. Por ejemplo, durante el siglo XVII integró elementos barrocos. Algunos hechos históricos que presenció la edificación son fueron la coronación Napoleón Bonaparte en 1804 o la beatificación de Juana de Arco en 1909.

En 1871, durante la Comuna de París, el templo vivió otro importante incendio.

No se trata de la primera construcción con alto valor social, artístico y cultural que sufre daños. En México, por suopuesto, se han dado casos diferentes. Por ejemplo, durante los sismos de septiembre de 2017, diferentes edificaciones religiosas y de alto valor cultural sufrieron daños en estados como Guerreo, Puebla, Oaxaca y la propia Ciudad de México – entre los daños se incluye a la Catedral Metropolitana, la más grande América Latina-.

En 1982, por su parte, un incendio consumió la Cineteca Nacional de la Ciudad de México y con el fuego desaparecieron unos 6 mil rollos de películas que formaban parte esencial de la historia de la cinematografía nacional… los contenidos no se pudieron recuperar.

Y así podemos mencionar ejemplos de daños irreparables para muestras de arquitectura, los cuales representan pérdidas para el arte y la cultura. Habrá, desde luego un descargo de pruebas, pero algunas voces la indican que la tragedia de Notre Damme podría tratarse de un atentado.

Instagram